El gasto del sector público presupuestario registró un crecimiento de enero a febrero de este año; sin embargo, mantuvo un subejercicio, de acuerdo con el Informe de Finanzas Públicas y Deuda Pública de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En el primer bimestre del año, el gasto total fue de poco más de 1.03 billones de pesos, lo que significó un incremento de 6.1% anual. Con esto, el gasto se recupera tras una caída de 4.9% anual que registró al inicio del año.

No obstante, se mantuvo un subejercicio, es decir, no se ejercieron por completo los recursos que se aprobaron para este periodo, aunque éste fue menor al que se registró al arranque del año.

En enero, Hacienda reportó un subejercicio de 127,275 millones de pesos, mientras que para el primer bimestre del año, éste fue por 54,636 millones de pesos.

Si se toma sólo febrero, el gobierno ejerció un gasto de 534,806 millones de pesos, 18.8% más que en el segundo mes del 2020, previo a la pandemia del Covid-19.

En el reporte de Hacienda se observó que el gasto programable, que se destina a proveer bienes y servicios públicos a la población a través de dependencias del gobierno, empresas productivas del Estado, así como al IMSS y al ISSSTE, fue por 771,694 millones de pesos de enero a febrero, lo que representó un incremento anual de 13.8 por ciento.

Dentro de este rubro se observó que el gobierno destinó 105,820 millones de pesos a la inversión financiera, 216% más que el año pasado, mientras que a la inversión física se le destinaron 79,918 millones, 17.1% menos en comparación con el primer bimestre del 2020.

Más recursos a energía

Al interior de la administración pública centralizada, se observó que el mayor incremento del gasto se dio en la Secretaría de Energía (Sener), a cargo de Rocío Nahle. En el primer bimestre, esta dependencia tuvo un gasto de 54,666 millones de pesos, 235% mayor en comparación anual.

Otra dependencia que vio aumentar su gasto fue la Secretaría de Turismo (Sectur), sector que se vio altamente afectado por la pandemia el año pasado y del cual se espera una recuperación paulatina. Para Sectur se destinaron 834 millones de pesos, 131% más que el año pasado.

En el otro extremo, la Oficina de la Presidencia de la República ejerció un gasto por 58 millones de pesos, 47.1% menos que el año pasado, mientras que las entidades no sectorizadas — como Notimex, Archivo General de la Nación, Prodecon, entre otras— tuvieron un gasto de 599 millones de pesos, 38.6% menos que el año pasado.

Disminuye costo financiero

En el caso del  gasto no programable, que se destina al cumplimiento de obligaciones que tiene el gobierno como pagos pendientes, gastos relacionados con la deuda y los recursos que se transfieren a las entidades federativas, fue por 260,230 millones de pesos en el primer bimestre, 11.6% anual menos.

Lo anterior se explicó por una disminución de 82.5% anual en los Adefas, y de 14.7% del costo financiero.  Este último fue por 84,468 millones de pesos, monto mayor al que se destinó a la inversión física en el mismo periodo.

“El manejo eficiente de los recursos permitió reducir el costo financiero de la deuda y los pasivos de ejercicios previos respecto al programa: excluyendo las participaciones, que aumentaron 13,136.6 millones de pesos”, destacó la dependencia.

ana.martinez@eleconomista.mx