Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico), expresó su temor a que el frenazo económico de China propine un duro golpe a los países emergentes, en una entrevista publicada este lunes por el diario británico Financial Times (FT).

Los mercados emergentes deben prepararse para un golpe potencialmente grave , alertó Carstens al referirse al menor ritmo del crecimiento de la segunda economía mundial, que se traduce sobre todo en un hundimiento del precio de las materias primas.

En las primeras horas de este martes se informó que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de China en el 2015 fue de 6.9% (en línea con la expectativa de los analistas), cuatro décimas menos que 7.3% del 2014. Se trata del desempeño más bajo en un cuarto de siglo.

El banquero central expuso que los bancos centrales de los mercados emergentes podrían seguir a sus contrapartes del mundo desarrollado para convertirse en formadores de mercado de última instancia , a través de políticas monetarias no convencionales.

El ajuste podría ser violento y los dirigentes políticos tienen que estar preparados , refirió.

Carstens sostuvo que los mercados emergentes deben estar atentos a la amenaza de una crisis crediticia, derivada principalmente de la venta de acciones y bonos por parte de inversionistas internacionales, lo que complicaría que las empresas puedan solventar sus deudas.

Muchas empresas en la década pasada adquirieron créditos baratos, después del auge de políticas monetarias ultraligeras por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), lo que derivó en bajos costos de endeudamiento. Pero si los inversionistas venden, los costos aumentan.

En un escenario así, Carstens precisó que en lugar de una expansión cuantitativa, los bancos centrales podrían intercambiar bonos para hacer frente a los problemas de liquidez de corto plazo, facilitando así la curva de rendimientos.

En el caso de una economía como la de México, una medida de este tipo podría tener sentido debido a la cantidad de deuda con bajos intereses del sector privado mexicano, aunque conllevaría riesgos sustanciales, aceptó el banquero.

Alberto Gallo, jefe de investigación de crédito en RBS, citado por el FT, indicó que China ya está operando con dicha política a través de su llamado equipo nacional de grandes instituciones financieras, el cual ayudó a las acciones chinas, después de la brusca alza y caída del año pasado, con fondos proporcionados por el Banco Popular de China.

En este sentido, Gallo y Carstens coinciden en que esa política funciona en el país asiático gracias al tamaño de sus reservas en moneda extranjera y a que es un Estado de un solo partido.

A otros mercados emergentes les resultaría difícil apoyar a sus propias monedas con la compra de activos, cuyo resultado sería un aumento de la inflación y una de-?sigualdad en la distribución de la riqueza , destacó Gallo.

Asimismo, el analista de RBS señaló a Brasil como un país que enfrenta un frágil equilibrio social .

Durante su reciente participación en una conferencia de banqueros centrales celebrada en París, Carstens ya había referido que las economías emergentes podrían verse en la necesidad de recurrir a intervenciones radicales en los mercados financieros, parecidas a las que usaron los países ricos durante la crisis, con el fin de hacer frente a fuertes salidas de capital.

Para el gobernador del Banxico, los países en vías de desarrollo deben emprender duras reformas co el fin de acelerar su crecimiento económico; sin embargo, es posible que no haya tiempo para que eso ocurra a causa de las grandes salidas de capital de las economías emergentes, refirió.

Puede ser que tengamos que ser formadores de mercado de última instancia en nuestros propios mercados, no muy diferente de lo que las economías avanzadas hicieron en el momento de la crisis. Tal vez sea momento de que las economías emergentes se vuelvan no convencionales , sentenció.

Carstens, quien también es presidente del Comité Monetario y Financiero Internacional del FMI, pidió a los reguladores financieros en los países ricos tomar medidas para verificar cómo los grandes administradores de activos, cuyas decisiones de inversión a menudo causan fuertes movimientos en mercados emergentes, están administrando su liquidez, incluyendo pruebas de tensión y la aplicación de algunos requisitos de liquidez.

Condiciones monetarias ? muy laxas

Por su parte, Javier Guzmán, subgobernador del Banco de México, sostuvo, este lunes, que las condiciones monetarias en México se mantienen muy laxas debido a la depreciación real y significativa del peso.

El Banco de México aumentó su tasa de interés de referencia en diciembre para proteger a la moneda mexicana, que ha caído a niveles mínimos históricos frente al dólar.

El peso ha cedido 5.84% frente al dólar en lo que va del año, tras depreciarse 16.84% en el 2015.

Durante su participación en la segunda conferencia latinoamericana de mercados locales de BBVA, celebrada en Londres, el funcionario también indicó que la economía mundial se enfrenta a una situación compleja, derivada principalmente de una tasa de crecimiento por debajo de su tendencia de largo plazo, resultante de una débil recuperación de las economías avanzadas y una desaceleración en las economías de mercados emergentes.

Asimismo, explicó que una moderación continua en el volumen del comercio mundial y la disminución de los precios de los productos básicos afectan a la economía global.