El Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF) advierte que el deterioro del entorno internacional puede tener consecuencia en las cuentas externas, las finanzas públicas y las principales variables financieras de la economía mexicana .

Observó que hay algunas empresas que son particularmente vulnerables a los movimientos en las variables financieras, por sus elevados niveles de apalancamiento o por sus nexos financieros con agentes económicos del exterior que están experimentando dificultades .

Durante la 22ª sesión del Consejo, se enfatizó en que se mantendrá la atención al desempeño de las variables nacionales e internacionales con el objeto de que cada autoridad, en el ámbito de su competencia, tome las medidas pertinentes.

Apoyándose en el diagnóstico que realizó el staff de expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la ratificación de la Línea de Crédito Flexible (LCF), enfatizaron que la economía nacional y su sistema financiero cuentan con la solidez y la liquidez suficientes para amortiguar los ajustes que pudieran ocurrir en los mercados financieros.

Destacaron que la información más reciente sugiere una mejora en el dinamismo de la actividad económica nacional.

Las obligaciones de los emisores mexicanos no financieros suma 190,000 millones de dólares, que equivalen a 1.1% de la deuda total en dólares que guardan los corporativos de los 12 mercados emergentes más grandes del planeta, según estadísticas del Banco de Pagos Internacionales. No obstante, destacó en su Reporte Trimestral que las condiciones menos favorables de los mercados financieros y la creciente sensibilidad a las tasas de interés en EU elevan el riesgo de propagación a estos países una vez que comience el alza .

Recientemente, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, advirtió que al endurecerse las condiciones financieras para levantar crédito en el exterior, los grandes corporativos regresarán a la banca mexicana; observó que se va a necesitar coordinación entre la banca comercial y la de desarrollo, para evitar el desplazamiento de las pequeñas y medianas empresas. Un aspecto importante que podría generar presión en México es el hecho de que las empresas grandes se hayan financiado mayoritariamente en el exterior por varios años , dijo.