Este lunes se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021, el cual prevé un gasto de gobierno por 6.2 billones de pesos para el tercer año de la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Lo aprobado en semanas pasadas por la Cámara de Diputados significa una reducción de 0.3% respecto al PEF que se aprobó para 2020, con lo cual el gasto del gobierno caerá, por primera vez, desde 2017, cuando se redujo en 3.9 por ciento.

De esta forma, el gasto aprobado para el próximo año representará 25.2% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, en donde se espera un crecimiento económico de 4.6% tras la crisis económica actual.

De este monto, 73% se irá al gasto programable, es decir, aquel que se destina a proveer bienes y servicios públicos a la población. En total, se destinarán 4.6 billones de pesos, 1.3% más respecto a lo aprobado en el 2020.

En este rubro, el gobierno gastará 1.06 billones de pesos en el pago de pensiones y jubilaciones, 2.7 billones en gasto corriente y 829,385 millones de pesos.

En tanto, los 1.6 billones de pesos restantes serán para el gasto no programable, el cual se destina al cumplimiento de obligaciones que tiene el gobierno como pagos pendientes, gastos relacionados con la deuda y los recursos que se transfieren a las entidades federativas.

A detalle, 921,402 millones de pesos se destinarán a Estados y municipios, 723,898 millones al costo financiero de la deuda y 32,096 millones a adeudos fiscales de ejercicios pasados.

De los recursos que gastará el gobierno el siguiente año, 56.1% de ellos se solventará con el pago de impuestos de los contribuyentes, es decir, 3.5 billones de pesos. 

kg