Petróleos Mexicanos (Pemex) se mantiene como una importante carga sobre los contribuyentes que distrae la inversión de los recursos públicos en proyectos más productivos para la economía, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tras la revisión anual que realiza la misión de expertos del FMI a México, sugirieron revisar la estrategia de apoyo público a la petrolera, para sujetar las inyecciones de recursos al cumplimiento de objetivos como la venta de activos no esenciales, centrarse en campos rentables, reformar el esquema de pensiones y aumentar la transparencia y rendición de cuentas de la petrolera.

Por tercer año consecutivo propusieron postergar los proyectos de refinación, que implícitamente incluyen la construcción de Dos Bocas y atraer inversión privada hacia el sector eléctrico de petróleo.

Electricidad cara

Sobre los altos precios de electricidad que tiene México, destacaron que “se mantienen notablemente por encima de los que ofrecen Estados Unidos y muchos mercados emergentes”.

“A pesar de estos altos costos, la confiabilidad del suministro de electricidad es una preocupación creciente”.

Para promover un sector energético más barato, más confiable, sostenible y competitivo, sugirieron “aprovechar la amplia y diversa base de recursos de energía renovable de México, alentar la participación del sector privado en la generación de electricidad y distribución de hidrocarburos y fortalecer la red eléctrica

Inversión, determinante en la estrategia para crecer

Para argumentar esta propuesta de cambios en la política energética explicaron que la estrategia de crecimiento del gobierno incluye la ejecución del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá así como el aumento de la inversión pública, incluyendo la mejora en la integración regional y en la inclusión financiera.

“Sin embargo las acciones de privilegiar a los productores de energía estatal, revertir reformas anteriores y al cancelar ciertos proyectos de inversión, impactaron las intenciones de participar por parte de los inversionistas”.

El staff de expertos que revisa anualmente la situación financiera y económica de México en este ejercicio de detección oportuna de riesgos al que tiene derecho como miembro del FMI, acotó que se trata “un ejercicio preliminar de los principales hallazgos de la misión de expertos”.

Y detallaron que el staff preparará un reporte más detallado de conclusiones para presentarlo al Directorio Ejecutivo, discutirlo con ellos y entregar una versión final con recomendaciones al país, como es tradicional, a fines de octubre o principios de noviembre.

ymorales@eleconomista.com.mx