El Fondo Monetario Internacional (FMI) elogió el viernes pasado a Argentina por “la implementación firme de su programa” y anunció que llegó a un acuerdo con Buenos Aires, que abre la vía para la entrega de 5,400 millones de dólares, como parte del crédito para estabilizar la economía.

Antes de que Buenos Aires tenga acceso a este tramo del crédito, este acuerdo debe ser aprobado el próximo viernes por el directorio del FMI. “Las autoridades completaron todos sus objetivos fiscales, monetarios y de gasto social en el marco del programa respaldado por el FMI en el contexto de esta revisión”, dijo el director general interino del FMI, David Lipton.

Argentina entró en recesión en el 2018, tras dos estampidas cambiarias que desataron la inflación y llevaron al gobierno de Mauricio Macri a pactar un plan con el FMI que en un comienzo fue de 50,000 millones y que fue ampliado con 6,000 millones adicionales.

A cambio, Argentina se comprometió a conseguir el equilibrio fiscal en el 2019 y un superávit en el 2020 con un duro plan de ajuste.

El FMI elogió a Argentina “por sus continuos esfuerzos y la implementación firme de su programa de política económica” y expuso que las políticas económicas “están dando resultados”.

“Los mercados financieros se estabilizaron en mayo y junio. Se espera que la inflación, aunque se mantenga en niveles altos, continúe cayendo en los próximos meses”, aseguró Lipton.

Seguir avanzando

En el 2018, la inflación fue de 47.6% y hasta mayo los precios sumaban un alza de 19%, mientras que para el 2019 el FMI proyecta que la recesión persista con una contracción de 1.2 por ciento.

“La implementación firme de los compromisos y políticas de las autoridades en el marco del programa económico respaldado por el FMI de las autoridades será crucial para seguir avanzando”, indicó el organismo. Macri enfrenta crecientes presiones para enderezar la economía de cara a las elecciones presidenciales de octubre con el desempleo en 10.1%, según las cifras del primer trimestre del 2019, y con un nivel de pobreza que alcanza a 32% de la población.

La recesión ha lastrado las posibilidades de Macri, que en la carrera electoral se enfrenta a la fórmula peronista encabezada por Alberto Fernández, que incluye a la exmandataria Cristina Kirchner, y a la opción liberal centrista de Roberto Lavagna.

Los representantes del FMI se reunieron a finales de junio en Buenos Aires con los dos principales candidatos presidenciales opositores a Macri, que le expresaron al organismo la necesidad de reformular los términos del multimillonario préstamo.

Mayoría de TLCs, a través del Mercosur

Argentina firmó 20 acuerdos de libre comercio desde 1990

Argentina tiene en vigencia actualmente 20 acuerdos comerciales internacionales, que se suscribieron desde 1990 hasta el 2018. Del total, 13 se alcanzaron a través de la participación en el Mercosur; otros seis se suscribieron en forma bilateral, y uno sobre la incorporación a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Así se desprende de un relevamiento elaborado por la Universidad Austral, en el que se analiza el acuerdo anunciado la semana pasada entre el Mercosur y la Unión Europea, y las negociaciones recientemente ratificadas con Estados Unidos, Canadá y China.

“De los 28 años analizados, 10 acuerdos se produjeron durante el periodo 2002-2010, que coinciden con el periodo más positivo de la balanza comercial entre 2002-2012”, refiere el trabajo suscrito por Eduardo Fracchia, de la Business School de la universidad.

El informe señala, por otra parte, que Argentina “nunca hizo acuerdos directos con países por fuera de Latinoamérica”, sólo a través del Mercosur “se celebró acuerdos con países de Asia y África, pero nunca de Europa”.

Destaca que el viejo continente es un socio relevante, pues “16 % de las exportaciones del bloque han ido hacia allí en el promedio de los últimos cinco años. Se importa un porcentaje similar. El núcleo de lo importado tiene que ver con sector metalmecánico, químico, autopartes, farma. El clúster de cereales y oleaginosas es el núcleo de lo exportado y le siguen los productos alimenticios”.

Sobre el entendimiento alcanzado con la Unión Europea, Fracchia dice que “no hay que esperar una apertura inmediata”, ya que 60 % de la oferta del Mercosur “se irá desgravando en un periodo de 10 años”. En este contexto, para las firmas de tamaño grande puede haber más efectos potenciales de mejora pero las pymes corren un riesgo si no se encaran los reformas pendientes. (Con información de El Cronista/Argentina)