Las remesas recibidas por familias de México entre enero y noviembre del año 2020  sumaron 36,945 millones de dólares, una cifra que incorpora una variación de 10.88% respecto del flujo acumulado en el mismo lapso de 2019, revela información del Banco de México.

Se trata del mayor flujo acumulado para un periodo similar que de acuerdo con el economista para América Latina de Goldman Sachs, Alberto Ramos es resultado de “las generosas transferencias fiscales de apoyo a los salarios-ingresos en Estados Unidos, así como al competitivo diferencial cambiario y la percepción de un deterioro de las condiciones de las familias de origen en México ante la contracción económica y pérdida de empleo.”

Los datos oficiales del Banco de México muestran que el 98.9% de los envíos de remesas que llegaron a México en los citados 11 meses, entraron mediante transferencias electrónicas.

Esto significa que en el periodo de enero a noviembre de 2020, de los 36,945 millones de dólares que enviaron vía remesas los mexicanos desplazados, solo 234 millones de dólares fueron recibidas en efectivo.

Economistas del equipo de investigación de BBVA argumentaron en una nota que el confinamiento y las restricciones de movilidad en la frontera terrestre entre México y Estados Unidos, pueden estar detrás de la decisión de muchos migrantes transfronterizos que enviaron remesas a México en vez de entregarlas directamente.

Si ampliamos la revisión a un lapso más largo, de noviembre de 2019 al mismo mes de 2020, resulta que las enviadas suman 40,100 millones de dólares, destacó aparte en un comentario de su cuenta oficial de Twitter, Jonathan Heath.

Noviembre también histórico

Solo en noviembre, los trabajadores mexicanos enviaron a sus hogares en el país 3,598 millones de dólares vía remesas.  

Este flujo se convierte en el más alto para un mes de noviembre desde que comenzó la medición oficial de los envíos, en 1995.

Analistas de BBVA destacaron en un reporte que las remesas acumularon tres meses consecutivos con crecimientos anuales de doble dígito, lo que da un promedio mensual cercano a 15% entre septiembre y noviembre.

De acuerdo con la información de Banco de México, en noviembre se registraron 9.7 millones de operaciones para el envío de remesas, y la remesa promedio recibida por cada una de las 1.8 millones de familias en el país, ascendió a 348 dólares.

Positivo rendimiento en dólares

El Gerente de Estadísticas Económicas en el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA), Jesús Cervantes explicó que los migrantes originadores de remesas suelen revisar el tipo de cambio diario para realizar sus envíos, de manera que cuando el peso mexicano se deprecia, ellos completan el envío de la remesa que llega a sus familias en pesos mexicanos. De manera histórica se fortalecen los envíos de remesas cuando se presentan fuertes depreciaciones del peso mexicano para aprovechar su rendimiento en casa, precisó.

El estratega de Goldman Sachs, Alberto Ramos destacó que la depreciación de 5.9% que registró el peso frente al dólar en noviembre en comparativo anual, fortaleció el rendimiento de las remesas en México.

“Ajustando por el nivel de inflación y al considerar el tipo de cambio, los hogares en México recibieron en noviembre 18.9% más pesos vía remesas que el año previo”, destacó en el análisis de BBVA, el economista Juan José Li Ng.

Solidaridad de ciudadanos

Tal como lo explicó desde abril el experto del CEMLA, la fortaleza de los envíos de remesas está ligada a los apoyos fiscales y en efectivo que recibieron los mexicanos que cuentan ya con la ciudadanía estadounidense.

Legisladores de Estados Unidos argumentaron la intención moderar los apoyos en efectivo, advirtiendo que incluso estaban otorgando más recursos mensuales de los que ingresaban los trabajadores en su empleo habitual.

El estratega de BBVA precisó en el documento que en Estados Unidos residen cerca de 12 millones de migrantes mexicanos, de los cuales 3.3 millones tienen ya la ciudadanía estadounidense y otros 3.3 millones cuentan con la residencia permanente. Lo que implica que 6.6 millones de migrantes mexicanos recibieron apoyos del gobierno de EU para transitar por la pandemia, y les alcanzó para compartirlos con sus familias de origen en México.

(NOTA ACTUALIZADA: 18:11)

ymorales@eleconomista.com.mx