Al cierre del primer semestre del año el padrón de contribuyentes del Servicio de Administración Tributaria (SAT) creció 8.8% anual, de acuerdo con datos de la institución.

A junio del 2018, el padrón de contribuyentes estaba conformado por 68.4 millones de causantes, mientras que al mismo mes de este año sumó 74.4 millones, con lo cual impone un nuevo récord.

En lo que va del sexenio de López Obrador se han agregado poco más de 2.7 millones de pagadores de impuestos al padrón de la autoridad fiscal. En diciembre pasado, el padrón estaba compuesto por 71.7 millones de contribuyentes.

El aumento en los registros fue mejor que en los primeros meses de gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto, cuando en el periodo en cuestión se agregaron 1.4 millones de contribuyentes.

En promedio, desde la llegada de López Obrador a la Presidencia, al día se agregaron 12,7743 contribuyentes al padrón.

El padrón de contribuyentes es “un instrumento público en el que se encuentran inscritos los contribuyentes y que tiene el propósito de mantener un control y seguimiento adecuado de sus obligaciones fiscales”, define el SAT.

Si bien el padrón de contribuyentes ha crecido año tras año, expertos recuerdan que la informalidad sigue siendo uno de los lastres para el sistema tributario, ya que 56.8% de la Población Económicamente Activa labora en este sector, por lo cual no pagan los impuestos correspondientes.

“Se tiene que empezar a controlar el mercado informal con más precisión. Es uno de los grandes problemas actuales, se necesitan delinear estrategias para combatirla”, refirió Herbert Bettinger, experto fiscal.

Por su parte, Manuel Toledo, socio de Proactive Tax & Legal, indicó que si bien el padrón ha crecido, puede haber registros de personas que ya han fallecido, o bien, se encuentran temporalmente sin trabajo, por lo cual no dejan grandes ingresos al gobierno.

Refirieron que la importancia de aumentar el padrón de contribuyentes no sólo reside en que más mexicanos paguen impuestos —y por ello incremente la recaudación— sino también para tener un registro ordenado de los contribuyentes y los regímenes en donde tributan.

En el primer semestre del año, los contribuyentes aportaron 64% del total de los ingresos que obtuvo el gobierno federal, es decir, 1.69 billones de pesos de enero a junio de este año, lo que resultó 4.4% mayor a los 1.56 billones que recaudó el gobierno en el mismo periodo del 2018.

Para esta nueva administración, el SAT tiene como objetivo “facilitar la vida” a los contribuyentes para que se sumen al padrón y paguen, de manera adecuada y oportuna, sus obligaciones fiscales.

Asalariados, con la mayor proporción

En el sexto mes del año, el padrón se conformaba, en su mayoría, por asalariados, es decir, personas físicas que perciben salarios y demás prestaciones derivadas de un trabajo personal subordinado a disposición de un empleador.

Los datos del órgano recaudador revelaron que en México existen más de 41.8 millones de asalariados, esto es 56.1% del total del padrón.

En comparación con junio del año pasado, el registro de este tipo de causantes creció 8.7 por ciento.

Le siguieron las personas físicas, las cuales sumaron 30.5 millones, lo que significó 40.9% del total. Respecto al mismo mes del año anterior, el registro creció 9.3 por ciento.

Por su parte, las personas morales sumaron apenas 2 millones de registros, apenas 2.8% del total del padrón, con un crecimiento de 5.5 por ciento.

En el caso de los grandes contribuyentes, aquellos que son personas físicas apenas representaron 0.05% del padrón. No obstante, mostraron un crecimiento de 25.8% anual; aquellos que son personas morales tuvieron una participación casi nula de 0.01%, mientras que en comparación anual, los registros cayeron 11.1 por ciento.

En lo que respecta a entidades federativas, los datos de la autoridad mostraron que la Ciudad de México (CDMX) y el Estado de México (Edomex) son las que tienen un mayor registro de contribuyentes en el SAT.

CDMX y Edomex, con los mayores registro

A junio de este año, la CDMX registró poco más de 12.6 millones de pagadores de impuestos, mientras que el Edomex 8.1 millones. Le siguieron Jalisco, con 5.2 millones; Nuevo León, con 4 millones y Veracruz, con 3.9 millones.

En el otro extremo, Colima resultó ser la entidad con el menor número de contribuyentes registrados, con apenas 428,368 causantes.

Le siguió Baja California Sur con 486,095 contribuyentes; Campeche, con 505,266 pagadores de impuestos y Tlaxcala, con 559,898 registros.