En enero, los precios al consumidor en Estados Unidos se aceleraron; pasaron de 2.1% en diciembre del 2016 a 2.5 a tasa anual. Ello debido a que los automovilistas pagaron más por gasolina y otros bienes, lo que sugiere que las presiones inflacionarias podrían estar aumentando, inducidas por las fuertes alzas en los precios de combustibles, según cifras del Departamento del Trabajo.

Tan sólo el incremento de precios en enero, respecto al mes anterior, fue de 0.6%, la variación más alta en 48 meses. Al interior de ésta, la gasolina registró en el primer mes del año un alza de 7.8%, mientras que, al compararlo con el precio de enero del 2016, arroja un incremento de 20.3%; en el gas natural el aumento fue de 10.1%, mientras que en la electricidad hubo un alza de 1.0%, lo anterior a tasa anual.

Las previsiones de los analistas ubicaban el aumento de precios para el primer mes del año en 0.3% y 2.4% en la comparación interanual; sin embargo, a juzgar por los resultados, el acelerado repunte en los combustibles desbordó la expectativa para este primer mes del año, lo cual enciende luces sobre el próximo ajuste en las tasas de interés por parte del Sistema de la Reserva Federal previsto para el siguiente mes.

El fuerte aumento en el índice de precios de la gasolina, por su elevada ponderación en la inflación, representó casi la mitad del aumento, y los avances en los índices de vivienda, ropa, y vehículos nuevos destacaron también entre los principales contribuyentes de la inflación en el primer mes del año.

El índice de alimentos, que había permanecido sin cambios consecutivamente durante seis meses, aumentó 0.1%, su primer alza desde abril del 2016; el índice de la comida en el hogar continuó sin cambios, mientras que de alimentos fuera del hogar aumentó 0.4%, su mayor alza desde septiembre del 2015.

Los precios en los productos lácteos y afines aumentaron 0.8%, su mayor avance desde mayo del 2014. Las carnes, aves, pescado y huevos, que habían disminuido durante 16 meses consecutivos, subieron 0.7% y el huevo aumentó 14.3 por ciento.

El aumento en el índice general fue de 2.5% para el primer mes del año a tasa anual, el mayor repunte desde marzo del 2012. El índice de todos los artículos sin considerar alimentos y energía aumentó 2.3% en los últimos 12 meses, mientras que el índice de energía avanzó 10.8%, su mayor aumento en 12 meses desde noviembre del 2011.

Batiendo récords

En otro reporte generado por el Departamento de Comercio del vecino país del norte, se destaca que las ventas al detalle en el primer mes del 2017 alcanzaron un monto de 472,142 millones de dólares, la cifra más alta en por lo menos 25 años y que reflejan un aumento de 5.6% respecto al nivel registrado en el mismo mes del año previo, variación que es también la más alta en 59 meses.

Al interior de la cifra agregada destaca el aumento en la venta en estaciones de gasolina, que es de 14.2%; en las de automóviles se reportó un incremento de 7.5%; en muebles y aparatos para el hogar el alza fue de 1.2%, mientras que en el segmento de tiendas de electrónica y electrodomésticos se reportó una baja en ventas de 1.3 por ciento.