La tasa de inflación anual en Alemania se situó en enero en 1.7%, principalmente por el encarecimiento de los productos energéticos, informó la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

En tanto, el Índice de Precios al Consumo (IPC) bajó 0.6% respecto al mes anterior, agrega Destatis, que confirma los datos provisionales difundidos el pasado 30 de enero.

Los bienes en general aumentaron 2% respecto al mismo mes del año pasado, principalmente por la evolución de los precios de los productos energéticos, que tuvieron un alza de 3.4% después de un ligero retroceso de 0.1% en diciembre.

Más caros que hace un año resultaron los combustibles y la electricidad, 5.2 y 3.9%, respectivamente, mientras que el gasóleo ligero se abarató 0.8 por ciento.

Sin tener en cuenta el impacto de la energía, la tasa de inflación se habría situado en enero en 1.5%, y sin contar combustibles y carburantes, en 1.6 por ciento.

Los alimentos también se encarecieron con 2.3% por encima de la media.

Particularmente más caros resultaron la carne y sus derivados, que se situaron en 6.2 por ciento. La fruta alcanzó 6%, mientras que la verdura se abarató 0.8 por ciento.

Sin tener en cuenta el impacto de la energía y los alimentos, la tasa de inflación se situó en enero en 1.5 por ciento.

Entre los otros bienes subieron notablemente los periódicos y revistas en 5.3% y el tabaco 4.4 por ciento.

Los servicios se encarecieron 1.5 % respecto al mismo mes del año pasado.

Destaca el alza de tarifas de mantenimiento y reparación de vehículos con 4.7%,y para los servicios en instituciones sociales la cifra fue de 4.3 por ciento.

Los alquileres de viviendas, decisivos para determinar la evolución de los precios de los servicios al constituir uno de los principales gastos del consumidor, aumentaron 1.4 por ciento.

Respecto a diciembre, se abarataron considerablemente los paquetes de viajes con un respectivo 28.7%, los boletos de tren 10%, debido a la reducción del IVA desde el 1 de enero en los trayectos de largo recorrido, y la ropa y el calzado se situaron en 6.3 y 4 por ciento, respectivamente.