El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, evidenció que 75% de la población en México está excluido de los beneficios de la seguridad social, y, de no reformar lo antes posible el sistema de pensiones, se desatarán mayores problemas de pobreza e informalidad.

Sólo una tercera parte de la población mexicana cuenta con una cobertura social contributiva, el ahorro en México es insuficiente. Estamos a tiempo de cambiar el escenario, de lo contrario, se incrementarán los índices de pobreza e informalidad , dijo.

En el marco del seminario Retiro y Salud 2016 , organizado por la Asociación Mexicana de Actuarios y Consultores AC, Castañón criticó que no se ha podido consolidar un sistema integral y nacional de seguridad social, es el gran pendiente de México.

Lo que tenemos es un conjunto altamente fragmentado de prestaciones tanto contributivas como subsidiadas por el Estado. Paralelamente se mantiene el gran desafío de las pensiones del sector privado y del sector público , argumentó.

Castañón comentó que en el 2017 se cumplen 20 años de la reforma al sistema de pensiones en México, misma que ha sido un activo de capital de valor para el país como factor de estabilidad económica y social.

La reforma de 1997 desactivó un problema estructural que se venía ejerciendo año con año, al cambiar de paradigma el enfoque de beneficio definido (ya insostenible) al de contribución definida; sin embargo, actualmente el sistema de seguridad social enfrenta enormes desafíos y disyuntivas , puntualizó.

La mayor parte de la población ocupada en el país está excluida de un esquema sustentable de prevención, simplemente, porque permanece en la informalidad . La seguridad social contributiva no ha logrado una cobertura superior a un tercio de los mexicanos.

Permanecen sin cobertura o con una protección marginal, a excepción de la salud vía el Seguro Popular. Todo ello reproduce la pobreza e inhibe la movilidad social, se tiene que actuar de inmediato , matizó.

Ante ello, añadió que se ha calificado al reto de las pensiones públicas como un mal crónico degenerativo y una bomba de tiempo . A la par, evidenció que el gasto general anual de pensiones y jubilaciones presenta 3.2% del Producto Interno Bruto (PIB), y en los últimos tres años presenta un crecimiento de más de 9 por ciento.

El presidente del CCE aseguró que el ahorro que se está generando en el país es insuficiente, y en las generaciones futuras las personas se jubilarán con 30% de su último salario, mientras que la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es de 70 por ciento.

De no hacer ajustes para gran parte de los trabajadores, sino se hacen aportaciones voluntarias y de compensación por parte de las empresas, la pensión que se espera sería notablemente inferior a sus ingresos actuales , dijo.

A la par, aseguró que México está a tiempo de cambiar el escenario, para ello se necesita que los empresarios, trabajadores y el propio gobierno tengan una visión clara del camino que se debe tomar.

Urgen cambios en el ?sistema hacendario

Juan Pablo Castañón exhortó a las autoridades a realizar cambios en el sistema hacendario, en el que se deben contemplar facilidades para los planes de pensiones que compensen a través de las empresas las prestaciones de los trabajadores.

Además refirió que se requiere un sistema legal, financiero e institucional de fondo, no podemos seguir abordando el problema con acciones aisladas o provisionales .

El llamado, reiteró Castañón, es a abrir un debate nacional en torno a la reforma integral que se requiere en seguridad social, es una de las reformas estructurales que están pendientes.

karla.gomez@eleconomista.mx