El trabajo doméstico no remunerado, que incluye la atención de niños y adultos mayores, actividades de alimentación y limpieza o reparaciones del hogar, fue equivalente al 23.3% del PIB de México en 2017. En términos monetarios ascendió a 5.1 billones de pesos, según con cifras del Inegi, y aunque tiene un valor de mercado las personas que lo realizan no reciben una retribución monetaria a cambio.

Este trabajo lo hacen mayoritariamente mujeres, quienes trabajan 8 horas en estas actividades por cada 2 de los hombres. Del valor total del trabajo no remunerado, las mujeres representaron 75% y los hombres, el resto.

El Inegi considera trabajo doméstico no remunerado cualquier actividad relacionada con el hogar que tenga un valor de mercado, como lavar, planchar, atender enfermos o cuidar niños pequeños o dar mantenimiento al hogar. La lista del Inegi, considerada bajo la categoría “Labores Domésticas y de Cuidados”, incluye:

  • Cuidado y apoyos
  • Alimentación
  • Limpieza y mantenimiento a la vivienda
  • Ayuda a otros hogares y trabajo voluntario
  • Compras y administración del hogar
  • Limpieza y cuidad de la ropa y calzado

Esta categoría toma cada vez mayor importancia en la producción nacional: en 2008 representó 19.3% del PIB nacional, para 2012 ascendió a 21.0% y en 2017 alcanzó 23.3%, de acuerdo con la Cuenta Satélite del Trabajo Doméstico No Remunerado del Inegi, el instituto nacional de estadística de México.

Este sector de la economía ha crecido principalmente por el aumento del valor de mercado de las actividades realizadas. Si se pagaran, cada persona recibiría en promedio 3,311 pesos netos cada mes.

De todas las actividades domésticas, la que mayor valor presenta es la de cuidar y apoyar a niños y adultos mayores. Otras actividades importantes que tienen un valor monetario y que no son pagadas son: la alimentación de la familia, la limpieza y mantenimiento de la vivienda, ayuda voluntaria a otros hogares, compras y administración del hogar y limpieza y cuidado de la ropa y el calzado.

El trabajo doméstico es importante en la economía y no es equitativo

Las actividades realizadas en el hogar tienen alta importancia en la economía mexicana y equivalen a 23% del PIB. El valor total de este trabajo doméstico por el que no se recibe un pago es mayor que:

  • el del comercio: 18.7% del PIB
  • que el de las industrias manufactureras: 17.2%
  • que el de los servicios inmobiliarios y de alquiler: 10.0% del PIB
  • que el del sector constructor: 7.4% del PIB
  • que el de servicios de transporte, correos y almacenamiento: 6.1% del PIB
  • que el valor de los servicios educativos: 3.8% del PIB

En general, de acuerdo con las cifras del Inegi, las mujeres trabajan 10 horas por cada 8 que trabajan los hombres y 6 de cada 10 de esas horas de trabajo son no pagadas. Las mujeres trabajan más tiempo que los hombres y más de la mitad de su trabajo no les genera un ingreso.

La distribución de la carga laboral sigue este comportamiento:

  1. Las mujeres trabajan 18% más que los hombres a la semana. En total, el Inegi identificó a escala nacional un total de 3,240 millones de horas de trabajo para las mujeres y 2,654 millones de horas de trabajo para los hombres.
  2. Por cada 10 horas de trabajo, las mujeres dedican 6.4 horas a actividades sin pago y 3.28 horas, al trabajo remunerado.
  3. Por cada 10 horas de trabajo, los hombres destinan 2.4 horas a trabajos en el hogar, sin pago, y 7.2 horas al trabajo pagado.

Si el trabajo doméstico y de cuidados fueran pagados a quienes los realizan, en promedio cada persona recibiría 3,311 pesos netos cada mes, equivalentes a 39,736 pesos al año. Si desagregamos por género, el valor del trabajo que realizan las mujeres en sus casas y por el que no reciben un pago equivale a 4,651 pesos mensuales, el de los hombres alcanza un valor al mes de 1,725 pesos.

Y son las mujeres más pobres las que mayor tiempo dedican a estas tareas del hogar, por tanto, el valor de su trabajo es significativamente más alto que el valor del trabajo realizado por las mujeres con mayores ingresos. La limpieza y cuidados realizados por las mujeres del primer decil tuvieron un valor de 4,941 pesos al mes, 577 pesos más que el de las mujeres del último decil (4,364 pesos mensuales).

El trabajo realizado por niñas de entre 5 y 11 años tuvo un valor de 500 pesos mensuales, el realizado por los niños fue equivalente a 449 pesos al mes.