La recuperación económica pospandemia está perdiendo dinamismo; durante agosto del 2021 retrocedió 1.6% respecto del mes previo, presionada por una contracción en el sector agropecuario y complicaciones en la industria, el comercio y los servicios. 

El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) suma ya tres meses consecutivos con pérdida de dinamismo en el proceso de reactivación. Si bien en su comparación interanual muestra un rebote de 3.8%, todavía se encuentra en niveles significativamente bajos sólo comparados con los registros del 2016. 

De acuerdo con las cifras de Inegi, el sector que enfrentó la caída más importante fue el de las actividades terciarias: el comercio y los servicios. Durante agosto anotó una contracción de 2.5% respecto al mes previo. Esta caída impacta de manera especial el nivel general de la economía mexicana, debido a que cerca del 65% del PIB proviene de estas actividades. 

Por su parte, las actividades primarias, la agricultura, ganadería, pesca, caza y explotación forestal cayeron 2.4% durante este periodo. 

Las actividades industriales presentaron un mejor comportamiento, con un avance modesto de 0.4%; insuficiente para impulsar el nivel general de actividad económica. 

Los analistas y organismos nacionales e internacionales esperan que durante el último trimestre del 2021 la economía mexicana recupere el ritmo de recuperación; para el cierre del año se proyecta un rebote de entre 4 y 6 por ciento.