Mientras el ciclo económico de México se mantiene en la línea media de la recuperación hacia la expansión, según datos del INEGI, el de la economía mundial marcha al lado contrario, por debajo de la fase de crecimiento y hacia abajo, consignan datos de Bank of America (BofA) y la aseguradora de créditos Coface.

De acuerdo con inversionistas consultados por BofA, 70% de ellos prevé que en los próximos 12 meses la economía global mantendrá una actividad económica por debajo de la línea de crecimiento.

Sólo 5% de los 263 administradores de fondos consultados espera un dinamismo positivo para el próximo año.

Aparte, el presidente y CEO de Coface Latinoamérica, Bart Pattyn, precisó que el riesgo de contagio es cada vez más evidente, pues las empresas de Europa no tienen recursos para invertir, los bancos prefieren no prestar y se está frenando con ello todo tipo de intercambio con economías emergentes.

Por tanto el ciclo de negocios global, particularmente en Europa, va hacia abajo, advirtió.

MÉXICO POSITIVO

El caso para México es diferente por el fuerte impulso que han tenido las exportaciones y las mejores expectativas económicas, según la óptica de los analistas consultados por BofA.

De hecho, en octubre, México resultó el cuarto mercado emergente más atractivo para los portafolios administrados por los clientes de BofA.

Además, es el único latinoamericano dentro de las carteras de mercados emergentes; carteras dominadas por segundo mes consecutivo por Tailandia, Rusia y Turquía.

CLIMA ECONÓMICO, NUBLADO

La percepción para el Presidente de Coface en Latinoamérica es de una tendencia hacia abajo.

De acuerdo con él y con el ritmo en que están acogiéndose empresas de Europa y Estados Unidos a la suspensión de pagos, la economía mundial ha entrado a la fase de la recuperación.

La situación económica presente es aún mala, pero intenta reponerse. Las expectativas económicas son, sin embargo, positivas , precisó ante académicos.

El empresario comparaba la situación económica del primer trimestre del año, donde el ciclo estaba claramente negativo, con malas expectativas hacia el futuro. Luego en el segundo trimestre hubo una recuperación de las expectativas que para septiembre volvió a caer.

Es la situación de Europa la que alimenta la incertidumbre y probablemente pasarán 10 años antes de que se recuperen, advirtió.

[email protected]