Estados Unidos no incrementará su cuota en el Fondo Monetario Internacional (FMI) para aumentar su capacidad de préstamo, afirmó Timothy Geithner, secretario del Tesoro de Estados Unidos.

De acuerdo con él, su país ha contribuido ya con éxito a amortiguar el impacto financiero de Europa, con las líneas de crédito que ha extendido la Reserva Federal en dos ocasiones.

Y afirmó que los ministros del G-20 coincidieron en que no debe haber más apoyos del FMI a Europa, mientras los países de aquella región no muestren más claridad acerca de los planes que tienen para estabilizar su situación financiera.

En conferencia de prensa al término de la reunión de ministros de Finanzas del G-20, Geithner refirió que es del interés común garantizar que el FMI cuente con fuentes de financiamiento suficientes para ayudar a los miembros a lidiar con los riesgos que emanen de Europa

Pero dejó claro que el Fondo no puede sustituir la ausencia de un sólido cortafuegos construido por los mismos países europeos.

Más tarde, en una conferencia que dirigió Christine Lagarde, directora gerente del FMI, explicó que hay dos alternativas para hacerse de los fondos necesarios para garantizar apoyos a los miembros que lo requieran.

Una sería la activación de préstamos bilaterales de los países socios del FMI, en acuerdos voluntarios.

Y la otra sería vía mercado, con emisiones de deuda.

GOBERNABILIDAD LENTA

La funcionaria dijo que entendía la preocupación de los miembros que piden avances en la reforma de cuotas del FMI, aprobada desde el 2010, antes de que ellos accedan a incrementar voluntariamente su aportación al Fondo.

Sin embargo, recordó que en el pasado la entrada en vigor de cambios de poder en el seno del directorio del Fondo, que es la reforma de cuotas, ha tomado varios años, por lo menos cuatro. Y es un plazo que por ahora no favorece la urgencia de los apoyos que podrían requerir los miembros del organismo, acotó.

SIN APROBAR REFORMA

Según Lagarde, no todos los integrantes han aprobado este reequilibrio del peso económico de los países en el seno de su membresía al FMI y prueba de ello es que apenas la mitad de los países del G-20 ha aprobado el cambio.

El Secretario del Tesoro, que para efectos de la membresía al Fondo, es representante de su país en el directorio del organismo, dijo que EU ha sido un impulsor de que avance la reforma de voz y voto en el FMI.

Aseguró que con ella se dará legitimidad al mayor peso de los países emergentes que han entrado a dar un equilibrio notable .

CORTAFUEGOS GRANDE

Timothy Geithner, secretario del Tesoro de Estados Unidos aseveró que no será Estados Unidos quien cuantifique el monto del cortafuegos que se requiere para limitar el contagio de la situación que vive Europa.

Sin embargo enfatizó que ya hemos visto las consecuencias de no cumplir con una amplia estrategia para contener problemas financieros .

Cuestionado sobre la viabilidad de que el firewall contra la crisis europea se aproxime a 1.5 billones de dólares, dijo que tiene que ser una cantidad suficiente para convencer al mercado de que está la situación bajo control.

Previo, el Secretario General de la OCDE precisó a El Economista que la cantidad mínima tendría que contemplar los vencimientos de los países en donde se quiere evitar el contagio.

valores@eleconomista.com.mx