El Banco de México (Banxico) ha reafirmado su postura contra la reforma que pretende modificar su ley con el fin de quedar obligado a adquirir los excedentes de dólares de las instituciones financieras y ahora, con la discusión en la Cámara de Diputados, se ha abierto un diálogo para el análisis de la minuta.

Entre los argumentos del banco central contra dicho proyecto, ya avalado en el Senado, está, además de ser contraria a la autonomía de la institución, que los dólares que adquiera no cumplen con las condiciones para ser parte de las reservas internacionales. Así, el gobernador, Alejandro Díaz de León, presentó propuestas para mejorar el esquema de compra-venta de divisas.

El pasado viernes, Díaz de León se reunió, de manera virtual, con miembros integrantes de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, para explicar los argumentos del banco central contra dicha iniciativa, autoría del senador Ricardo Monreal, de Morena.

“La moneda extranjera en efectivo que el Banxico quede obligado a adquirir, no cumpliría con las condiciones económicas para formar parte de la reserva de activos internacionales, es decir, no sirve de reserva internacional”, declaró el gobernador.

Díaz de León precisó que tan sólo la custodia en bóvedas anularía la utilidad de dichos activos para los fines de la reserva, que es dar estabilidad al poder adquisitivo de la moneda nacional.

La minuta, ya avalada en el Senado, tiene como propósito que el banco central compre a las instituciones de crédito todos los dólares en efectivo que éstas capten y no puedan repatriar a su país de origen.

Los diputados de Morena insistieron en no se busca ir contra la autonomía del organismo: “Esta minuta en ningún momento vulnera la autonomía del Banco de México. Se analizará y revisaremos las consideraciones del gobernador. En ningún momento es restarle autonomía al banco central”, comentó el diputado Marco Antonio Andrade Zavala.

Soluciones

Díaz de León planteó que, para mejorar el problema de la compraventa de divisas extranjeras, especialmente dólares en el país, se podrían ejecutar medidas para abrir más puertas de corresponsalía; asimismo, desarrollar herramientas tecnológicas para hacer más eficiente el proceso de envío-recepción y celebrar operaciones entre el mismo banco central y las instituciones financieras que enfrentan dificultades para colocar moneda extranjera en su país de origen.

El banquero recordó que del total de remesas que llegan, sólo 1% se recibe en moneda extranjera en efectivo e informó que, de enero a septiembre, el monto de las remesas en efectivo fue el equivalente a 200 millones de dólares.

“De enero a septiembre del presente año, las instituciones financieras captaron en territorio nacional 4,732 millones de dólares en efectivo, de los cuales, colocaron, mediante operaciones con el público en territorio nacional, 744 millones de dólares. Así, las instituciones exportaron al país de origen 3,887 millones de dólares”, comentó.

De acuerdo con el gobernador, el monto que las instituciones no pudieron colocar o exportar, en ese periodo, por medio de la banca corresponsal fue de 102 millones de dólares.

“De las instituciones que exportaron dólares en efectivo, de enero a septiembre, sobresale una con una tendencia creciente en la acumulación de excedentes, de hecho, sólo una institución de crédito ha acumulado más de 10 millones de dólares”, acotó.

Se trasladarían riesgos

El funcionario advirtió que, en caso de aprobarse la minuta, los riesgos de lavado de dinero de las operaciones cambiarias se trasladarían al banco central, lo que para organismos internacionales se consideraría como de alto riesgo.

“El Banxico absorbería los riesgos de todas las instituciones con quien opere, haciéndolos propios, es decir, se concentrarían los riesgos en el banco”, comentó el gobernador y añadió que, si se aprueba la iniciativa, se tendrían observaciones y señalamientos de organismos internacionales.

Hoy la Comisión de Hacienda tendrá, nuevamente, una reunión con el gobernador del Banxico, ahora con la participación de la Asociación de Bancos de México y otros actores para analizar la minuta.

valores@eleconomista.mx