Con 45 votos en favor y 36 en contra, los integrantes de las comisiones de Hacienda y de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados desecharon la propuesta de reducir en 50% la tasa del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra en combustibles, con el fin de evitar los gasolinazos.

Los diputados del PRI, PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social explicaron que esta propuesta no favorecía a la estabilidad de las finanzas públicas; mientras que los diputados del PAN, PRD, Morena y Movimiento Ciudadano acotaron que no habría una afectación al erario público, dado que cada año se registran excedentes en los ingresos tributarios.

Javier Herrera Borunda (PVEM) se pronunció en contra de la reducción del IEPS, pues dijo que es necesario para reducir el uso de automóviles, y también los índices de contaminación.

En tanto, Lucía Meza Guzmán (PRD) dijo que es una paradoja que México sea un país de producción de petróleo y que tenga que importar más de 50% de los combustibles que se consumen en el país.

El dictamen fue presentado por el presidente de la Comisión de Presupuesto, Jorge Estefan Chidiac (PRI), y también es en sentido negativo de una iniciativa ciudadana que presentó la priista Ivonne Ortega, apoyada por 404,000 firmas de ciudadanos.

Minerva Hernández (PAN) criticó que el gobierno federal cobre dos impuestos al precio del combustible: 2 pesos por IVA y 4 pesos por IEPS. Sentenció que si el subprocurador de la PGR se abocara a restituir los “saqueos” por parte de los gobiernos estatales, en lugar de despedir al titular de la Fepade, se tendrían los 166,000 millones de pesos que se dejarían de percibir por la reducción del IEPS.

El diputado Vidal Llerenas (Morena) se quejó de que no hubo una reunión previa para analizar el tema. Criticó que el gobierno federal pretenda un costo alto del precio de la gasolina, pero no promueva la modernización del sistema de transporte públicos.

Por su parte, Alejandro González Murillo (Encuentro Social) calificó como irresponsable las iniciativas de quienes promueven la reducción del IEPS, pues dijo que este es el momento en que el gobierno federal requiere más recursos.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ha indicado en diversas ocasiones que para el próximo año seguirá interviniendo en el IEPS a combustibles para suavizar los precios de la gasolina en caso de que se perciba una mayor volatilidad en los precios internacionales de combustibles y en el tipo de cambio.

De acuerdo con el dictamen de la Ley de Ingresos de la Federación -que se encuentra en el Senado-,  para el próximo año se recaudarán 258,633 millones de pesos por el IEPS a gasolina, lo que significará una reducción de 9% de lo que se espera obtener para el cierre de este año por un total de 284,432 millones de pesos.

Según datos del Centro de Estudios y Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, para el 2017, el estímulo fiscal que Hacienda ha otorgado al IEPS ha significado una afectación para el erario público de un total de 74,910 millones de pesos.