Alejandro Díaz de León ha sido institucional, pragmático y cauteloso en su responsabilidad como Gobernador del Banco de México. Así lo identifican estrategas de inversión y economistas de Bank of America Securities, BNP Paribas, Citibanamex, Invex Moody´s Analytics y Scotiabank.

El vicepresidente de análisis económico para América Latina de Scotiabank, Eduardo Suárez Mogollón resaltó que el gobernador Díaz de León fue dovish cuando las condiciones económicas abrieron la ventana para una menor tensión en la inflación y hawkish cuando las presiones inflacionarias lo demandaron.

Con el concuerdan todos los inversionistas consultados por El Economista. Incluso los que hoy se encuentran otorgando asesorías de inversión de forma independiente como Marco Oviedo y Joel Virgen.

A los cuatro días de tomar el cargo, el 5 de diciembre de 2017, el gobernador Díaz de León concedió una entrevista a El Economista, donde comentó que un banquero central no debe tener una etiqueta al evaluar las condiciones de la inflación para tomar sus decisiones y que prefería buscar la sabiduría del búho para identificar las condiciones de la economía así como sus retos.

Al paso de cuatro años de gestión del banquero central, los estrategas consultados, advierten que no les sorprende esa expectativa.

El gobernador Díaz de León enfrentó el momento de política monetaria más complejo de la historia, que ha sido la pandemia y su impacto financiero y económico, refirió Pamela Díaz Loubet, economista para México en BNP Paribas.

Siempre ha estado muy atento a la inflación y factores del mercado que inciden en México, muy observador de la política monetaria de otros países, emergentes y avanzados y ni siquiera en la pandemia favoreció una postura tan acomodaticia, resaltó.

Desde la perspectiva de el economista en jefe de Invex, Ricardo Aguilar Abe, el gobernador Díaz de León deja un Banco de México mucho más transparente y con mecanismos de comunicación más claros con el mercado. Avances que han limitado las sorpresa y sí han reducido la incertidumbre.

Evidentemente “se puso a la altura para defender la autonomía del Banco de México, mostró una filosofía monetaria más acorde con el mandato de preservar la estabilidad de precios y entre todos los miembros de la Junta de Gobierno, si hay uno que se puede definir como el que se apegó más al mandato único de preservar la  estabilidad de precios, ese ha sido el Gobernador Díaz de León”, reconoció el director para América Latina de Moody´s Analytics, Alfredo Coutiño.

Volatilidad e inflación

Para el economista en jefe para México de Bank of America Securities, Carlos Capistrán, el gobernador Díaz de León, ha mantenido la tasa real relativamente alta, en la mayor parte de su gestión y le ha funcionado bien a México.

Hoy tenemos tasas menos volátiles que Brasil por ejemplo y la inflación no se ha elevado tanto como allá, donde ya rebasó el doble dígito desde octubre, advirtió.

“(El Gobernador) ha respondido a las circunstancias con mano firme en el sentido que detuvo la reducción de tasas pese a las observaciones del mercado que pedían mayores recortes y a la postre parece que le funcionó mejor porque no ha tenido que subirla tan rápido con inflaciones más altas, como si lo ha hecho Brasil. A la economía le ayuda tener menos volatilidad y menos inflación”.

Brasil ha subido 500 puntos la tasa desde marzo pasado hasta un nivel de 7.75%, con una inflación de 11.1%, contra México que lleva un incremento de 100 puntos en la tasa desde junio hasta 5%, nivel en el que actualmente se encuentra con una inflación de 6.2% en octubre.

Un Búho

En la entrevista del 5 de diciembre de 2017, el gobernador Díaz de León descartó catalogar su posición monetaria con alguna de las dos tendencias tradicionales, la hawk, que alude a menos tolerancia en la inflación con una posición restrictiva; o dove, que facilita el aumento de la inversión y crecimiento a partir de una tendencia expansiva.

“Alguna vez leí que todos los banqueros centrales en vez de etiquetarse como paloma o halcón, prefieren buscar la sabiduría que puede tener un búho, para identificar las condiciones de la economía así como sus retos. Para tratar de orientar la política económica hacia las condiciones que favorezcan al objetivo”, respondió y quedó documentado en la nota https://www.eleconomista.com.mx/economia/Prefiero-la-sabiduria-del-buho-para-orientar-la-politica-monetaria-20171205-0006.html

Todos los estrategas entrevistados concuerdan en que el Gobernador Díaz de León cumplió con esta premisa. Sin duda, ha sido un Búho.

ymorales@eleconomista.com.mx