La deuda externa argentina creció 13% en un año hasta alcanzar a fines de diciembre 192,462 millones de dólares , cuando se lo compara con los 170,414 millones de dólares de la última parte de 2015, es decir 22,048 millones de dólares más. Así surge del informe de evolución de Balanza de Pagos del Indec en el que se detalla que este stock al cuarto trimestre de 2016 también se expandió un 2% frente al tercero, con un incremento neto de 3723 millones de dólares.

Dentro de este total de deuda externa se engloba la del sector público, la del Banco Central y la del sector privado financiero y no financiero. La originada en el sector público y BCRA, que representa 66% del total, creció un 25% desde los 101,659 millones de dólares hasta los 127,477 millones de dólares.

NOTICIA: Gestión de Mauricio Macri es reprobada por los argentinos

A su vez, la principal expansión se dio en el stock de bonos y títulos públicos, que aumentó fuerte en 12 meses, un 83%, cuando pasó de 42,650 millones de dólares a 78,252 millones de dólares.

Cuando se analiza la composición de la deuda del sector público y el BCRA, el 61,4% corresponde a títulos públicos; el 25,6% a préstamos de organismos internacionales; el 6,9% a atrasos; en tanto acreedores oficiales y préstamos de bancos comerciales participan con el 4,9% y el 1,25%, respectivamente, detalla el informe del instituto de estadísticas dirigido por Jorge Todesca.

Del tercer al cuarto trimestre el sector público aumentó su deuda externa en 4,474 millones de dólares, "producto de emisiones netas de títulos públicos compensada con amortizaciones netas a organismos internacionales. Es importante resaltar que mientras el gobierno nacional y los gobiernos locales aumentaron su endeudamiento en títulos públicos, el BCRA canceló el préstamo del BIS por 2,500 millones de dólares y los 1,000 millones que restaban del crédito puente tomado a principios de año", sostiene el Indec.

Por su parte, el sector privado no financiero (que representa un tercio del total de la deuda externa argentina) registró a diciembre de 2016 un saldo de 61,012 millones de dólares, de los cuales el principal componente corresponde a deudas con empresas vinculadas (43%), seguido por deuda en obligaciones negociables y deuda con proveedores.

El sector financiero (se excluye la autoridad monetaria) mostró un saldo de deuda por 3,973 millones de dólares, con un incremento trimestral de 509 millones de dólares, similar al incremento interanual 578 millones de dólares. "Los principales pasivos externos del sector son líneas de crédito y obligaciones negociables emitidas por entidades financieras locales", señala el Indec.

En la balanza de pagos, la cuenta corriente acumuló un déficit en 2016 de 15,024 millones de dólares, 11% por debajo de la registrada en 2015. No obstante, resulta llamativo el resultado de la cuenta "viajes", que implicó que salieran el año pasado casi 3,600 millones de dólares netos.

El déficit de cuenta corriente se explica por un saldo desfavorable de la balanza de bienes y servicios por 2,520 millones de dólares; egresos netos de rentas por 12,551 millones de dólares y 46 millones de dólares de ingreso en transferencias corrientes.

Cuando se analiza la evolución de la cuenta corriente, que arrojó un déficit de 15,024 millones de dólares, y se agrega el magro ingreso de la cuenta de capital (por 237 millones de dólares en 2016), implicó necesidades de financiamiento externo neto por 14,787 millones de dólares, lo que implica una reducción de 1,967 millones de dólares respecto a 2015, un 12% menor.

Sólo en el cuarto trimestre las necesidades de financiamiento neto alcanzaron los 4,349 millones de dólares.

NOTICIA: El FMI elogia las reformas de Macri en Argentina

También entre septiembre y diciembre de 2016, la cuenta financiera registró un ingreso neto de 13,567 millones de dólares, explicados por ingresos netos del sector público no financiero por 13,556 millones, y del sector privado no financiero por 6, 743 millones de dólares, que fueron parcialmente compensados con egresos netos del sector bancario (incluido el BCRA) por 6, 732 millones de dólares.

En el año las reservas internacionales se incrementaron en 13,725 millones de dólares por efecto de las transacciones de la balanza de pagos. Al incorporar los ajustes por tipo de cambio, 517 millones de dólares, el stock de las reservas del BCRA registró un aumento anual de 13,208 millones de dólares.

rarl