México es el segundo emisor de deuda de corporativos en América Latina. Dos terceras partes de estos títulos están denominados en moneda extranjera y un tercio del total pertenecen a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De acuerdo con el organismo, la relativamente alta proporción de deuda denominada en moneda extranjera representa una vulnerabilidad potencial , incluso para las finanzas públicas.

Sobre todo si se presenta un escenario donde coincidan el fortalecimiento del dólar y el euro, a partir del choque de tasas de interés y una caída severa de ganancias, resultado de una desaceleración económica y/o caída de precios y servicios.

En un análisis, el organismo enfatiza que se espera un mayor endurecimiento de las condiciones financieras, lo que va a dificultar la gestión de estos compromisos, sobre todo cuando los plazos estén próximos a cumplirse.

Y abrió Pemex mercado suizo

Apenas la semana pasada, el 19 de noviembre, Pemex realizó una colocación en francos suizos que abrió el mercado para emergentes emisores en la categoría BBB+ .

La paraestatal logró colocar un bono a cinco años por 600 millones de francos suizos, equivalente a 592 millones de dólares, que se suma a la emisión por 6,000 millones de dólares realizada a mediados de enero, cuyos vencimientos fueron colocados en tramos a cinco, 11 y 31 años.

Desde octubre pasado, en entrevista, el consejero financiero del Fondo Monetario Internacional, José Viñals, sugirió al gobierno mexicano aumentar la vigilancia en las empresas públicas que aprovecharon la oferta de liquidez mundial.

Y explicó que en el caso de las empresas públicas que han emitido importantes cantidades de deuda en mercados internacionales, si tienen problemas va a suponer un pasivo contingente o un riesgo que claramente se desplazará al soberano .

Sugirió tener cuidado con las conexiones que pueden tener estas empresas y los bancos para evitar que se produzcan problemas sistémicos mayores .

Emiten para invertir fuera

Los expertos en emitir alertas tempranas del FMI refieren que el aumento de la deuda de corporativos en general ha sido utilizada para reducir el costo de fondeo y aumentar la madurez en la estructura de la deuda.

Además, encontraron que algunos de los nuevos bonos fueron emitidos por las filiales de grandes multinacionales y utilizados para la expansión de las inversiones fuera de México, por lo que no cuenta como parte de la deuda externa de México en las estadísticas nacionales.

De acuerdo con el análisis del FMI, en el 2014 la deuda total de corporativos mexicanos, incluidos Pemex y CFE, creció 23%, mientras la externa y de bonos domésticos aumento 57 y 20% del total de la deuda respectivamente.

Prudente gestión

Refirieron que sólo 10% de los bonos corporativos tienen vencimiento en el 2015 y el 2016, lo que significa que la mayor parte tienen vencimiento en el 2020 o más tarde.

Los sectores que han emitido la mayor proporción de deuda son telecomunicaciones, construcción, metales y productos, farmacéuticas, transporte, hoteles y restaurantes. No obstante, el apalancamiento neto ha aumentado sólo ligeramente respecto de la tenencia de efectivo.

Por el contrario, en el Fondo encuentran que el apalancamiento ha disminuido ligeramente para las pequeñas empresas, sectores con proporciones relativamente altas de apalancamiento (con exclusión de Pemex y CFE).

[email protected]