En un contexto donde la deuda mundial se disparó a un nuevo récord en el segundo trimestre de este año, la deuda total de México destaca como una de las cinco que ya se encuentran en niveles prepandemia, reveló información del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por su sigla en inglés).

Acompañan a México en esta distinción, Argentina, Dinamarca, Irlanda y Líbano.

Al interior del “Global Debt Monitor”, el IIF detalló que este comparativo incluye la deuda de gobierno, deuda local, obligaciones de corporativos no financieros y financieros de cada país.

Ahí mismo mostraron, por ejemplo, que en el segundo trimestre del 2020, la deuda total del gobierno mexicano era equivalente a 48.7% del PIB. En contraste, en el mismo periodo de este año, se moderó a 35.7% del Producto.

Apenas a principios de agosto, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador dijo en su conferencia matutina que planeaba pagar anticipadamente deuda pública con los recursos que recibiría el país tras la inyección de Derechos Especiales de Giro (DEG) por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Nosotros podríamos utilizar esos recursos para pagar deuda por anticipado”, refirió.

Una operación que fue vista por analistas como el estratega de riesgo político en la consultoría Frontier View, Alejandro Valerio como poco clara, pues la deuda de México es perfectamente manejable y no apremia un prepago en plena recuperación económica.

La información del IIF confirma que no hay presiones para prepagar la deuda del gobierno.

Moderación de deuda, por rebote del PIB

En el documento explican que esta moderación de la deuda es resultado del fuerte repunte en la actividad económica, que en esta ocasión favorece al hacer la medición respecto del PIB de cada país.

En forma comparativa, México tiene una menor carga de deuda que la mayoría de los países pues no recurrió al mercado para solventar paquetes de apoyo ante el choque de la pandemia, lo que impactó en el crecimiento pero favoreció su posición fiscal.

En el detalle de la información del IIF, precisan que la deuda del sector corporativo no financiero es de 22.2% del PIB en el periodo abril-junio que contrasta favorablemente respecto de 34.9% al que equivalía en el mismo trimestre del año pasado.

En tanto la deuda de emisores del sector financiero, estaba en 21.5% del Producto y este año representaba 14.1% del PIB.

La foto mundial

Según la información del instituto, la deuda mundial llegó a un histórico de 296 billones de dólares que supera en más de 36 billones los niveles prepandemia.

La deuda total de los mercados emergentes, pasó de 60% del PIB en el segundo trimestre del 2020 a 62% del PIB en el mismo periodo de este año.

A nivel mundial, el instituto precisa que en el segundo trimestre del año en curso, la deuda de gobiernos era equivalente a 104.6% del PIB, proporción que está por arriba de 101% del PIB del mismo periodo del año pasado.

ymorales@eleconomista.com.mx