Apenas la semana pasada se hizo oficial que InvestaBank, que preside Enrique Vilatela, había llegado a un acuerdo para adquirir la filial del Deustche Bank en el país.

La agencia Reuters dio a conocer que fue detenido en Estados Unidos Carlos Djemal, uno de los socios del banco mexicano, por presunto lavado de dinero y reembolso fraudulento de impuestos.

De acuerdo con la agencia de noticias, Djemal fue detenido junto a otros tres hombres: Max Fraenkel, Daniel Blitzer y Robert Moreno. Mientras que otros dos, entre los que destaca Isidoro Haiat, fueron acusados. En el 2014, Djemal y Haiat adquirieron los activos del Royal Bank of Scotland México, a la postre InvestaBank. No obstante, de acuerdo con información de Reuters, este último murió el año pasado por enfermedad.

En un posicionamiento, InvestaBank informó que Carlos Djemal Nehmad es sólo uno de los 38 socios del banco y ya fue separado del Consejo de Administración, así como de la operación de la entidad financiera.

Por ello, afirmó que la detención no tiene que ver ni afecta la operación de InvestaBank, el cual continúa tanto con el incremento de capital programado, como con la compra de las dos subsidiarias mexicanas del Deutsche Bank (el banco y la Casa de Bolsa).

Aseguró que tanto el Deutsche Bank, como los inversionistas interesados en participar en el incremento de capital de InvestaBank, han manifestado que los compromisos asumidos siguen su curso.

Consideramos muy importante que se respete la presunción de inocencia durante el proceso, y confiamos en que el señor Djemal podrá demostrar su inocencia ante las autoridades judiciales competentes , manifestó.

En el 2014 Grupo Investa adquirió la licencia que dejó el Royal Bank of Scotland en México, y surgió InvestaBank. Apenas la semana pasada, se hizo oficial que este banco mexicano llegó a un acuerdo para adquirir las subsidiarias del Deustche Bank en México, después de que en el 2015 el banco teutón anunciara vender activos en algunos países emergentes.

Dos de los socios que protagonizaron la adquisición del RBS en el 2014 fueron Djemal y Haiat, accionistas de la Casa de Cambio Tíber. Desde hacía tiempo, esta casa de cambio manifestaba su intención de comprar alguna licencia bancaria.