Las facilidades administrativas en repatriación de capitales y el nuevo estímulo fiscal a las micro y pequeñas empresas son apenas la punta del iceberg de lo que el gobierno mexicano tendrá que hacer en términos fiscales para mantenerse competitivo, consideraron representantes del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

El pasado 17 de enero, el presidente Enrique Peña Nieto anunció que las micro y pequeñas empresas con ingresos de hasta 100 millones de pesos podrán hacer la deducción inmediata de las inversiones que realicen; además de un nuevo esquema de repatriación de capitales, por el cual durante seis meses las personas con recursos en el extranjero podrán regresarlos al país pagando un impuesto de 8% del activo.

Osvaldo Santín, jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), refirió que estas medidas tienen como fin fortalecer las inversiones y proteger la economía de las familias y que se trabajará para que así sea.

Con respecto a estas alternativas José Luis García, presidente del IMCP, reconoció el anuncio como una buena medida para detonar la inversión en México y consideró que el gobierno debe seguir este camino.

Estamos para apoyar el Acuerdo de fortalecimiento económico, para difundirlo y para proponer nuevas medidas fiscales que ayudarán al país , afirmó.

Luis Sánchez Galguera, vicepresidente fiscal del IMCP, dijo que el tema de los dividendos, la diferencia en la tasa impositiva de las personas físicas y morales y la deducción total de las prestaciones de los trabajadores, son temas de los que no ha habido respuesta del gobierno; sin embargo afirmó que el instituto seguirá trabajando para que se discutan con el fin de llegar a medidas que incentiven la inversión.

Luego de destacar el difícil panorama económico que tiene la economía mexicana y la manera en la que afectarían las políticas proteccionista que el presidente electo Donald Trump imponga al país, Guillermo Barnes, asesor del IMCP comentó que sólo se podrá contrarrestar la pérdida de recurso e ingresos públicos que se han visto con medidas fiscales que generen ingresos al país, tales como los beneficios fiscales que se anunciaron el pasado martes.

El país necesita fortalecer la productividad y el crecimiento, además de crear incentivos fiscales reales para promover la productividad y la inversión de empresas que generen empleos; hay que entrarle en serio a los incentivos fiscales , reiteró.

Adolfo González, presidente de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple de México, aseguró que las medidas de los beneficios fiscales que está tomando el gobierno mejorarán mucho el panorama económico, además de que cuidará que se cumpla con la normatividad de la prevención del lavado de dinero.

Esperan mejores resultados por repatriación de capitales

Luego de que el programa de repatriación de capitales del 2016 no tuviera resultados muy positivos (alrededor de 480 millones de pesos repatriados y una recaudación de 92 millones de pesos), especialistas fiscales y el jefe del SAT vislumbraron que el programa planteado para este 2017 dará mejores resultados.

En días pasados, Osvaldo Santín mencionó en entrevista radiofónica que algunos programas de repatriación de capitales a nivel Latinoamérica han tenido resultados mixtos y que en México el mejor escenario ha significado entre 75,000 y 100,000 millones de pesos repatriados.

Explicó que para hacer el trámite sólo es necesario hacer la transferencia del recurso y posteriormente hacer una declaración informativa en el portal del SAT, donde se tendrán que informar los datos del contribuyente, el monto repatriado y el número de cuenta al cual se deposita el dinero dentro del sistema financiero mexicano; al momento de finalizar el sitio web generará la línea de captura. Comentó que este beneficio fiscal destaca por la tasa preferencial, la facilidad para hacer el proceso y sobre todo que se conserva el secreto fiscal.

Aunque Luis Sánchez admitió que el programa que se está presentando este año tiene mejores características que el que se dio en el 2016 y se esperan mejores resultados, cuestionó que la tasa ciega de 8% sobre el ingreso total sea del todo atractiva, debido a que esta aplicación significa gravar con una tasa de más de 30% en el margen de utilidad.

Será necesario que las personas hagan un análisis concreto de cómo están establecidas sus inversiones, cuáles son sus rendimientos y cuál es el efecto cambiario que han obtenido; en función de esto las personas deberán decidir si la tasa de este programa es competitiva o no , detalló.

No descartó la posibilidad de que el próximo presidente de Estados Unidos ofrezca incentivos para la repatriación de capitales a este país, motivo por el que México debe tomar mayores medidas para ser atractivo.

El vicepresidente del área fiscal del IMCP sostuvo que el tema de la deducción inmediata de inversiones a las pymes es muy bueno y atiende a lo que el gremio de los contadores había estado solicitando, añadió que el universo de empresas que tendrán acceso a este incentivo es muy bueno.

Con respecto al beneficio fiscal que tienen las empresas de menos de 5 millones de ingresos anuales, con el cual podrán determinar obligaciones fiscales sobre flujo de efectivo, aceptó que se esperaba que fueran más las empresas que pudieran acceder a esta facilidad fiscal.

Programa de repatriación

  • No obliga a repatriar y regularizar 100% de las inversiones en el extranjero.
  • Los nombres de quienes adquieran el beneficio no se publicarán en el Diario Oficial de la Federación.
  • Se cobrará una tasa de 8% del monto total repatriado, sin tener que pagar cargos adicionales.
  • El dinero repatriado deberá permanecer en inversiones nacionales durante dos años.
  • El retorno de los recursos se deberá realizar a través de operaciones realizadas entre instituciones de crédito o casas de Bolsa en México y entidades constituidas fuera del territorio nacional que presten servicios financieros.
  • El impuesto que resulte se debe pagar dentro de los 15 días naturales siguientes a la fecha en que se retornen al país los recursos.
  • Este beneficio no se considerará como ingreso acumulable para los efectos del ISR y su aplicación no dará lugar a devolución o compensación alguna.

Deducirán 4,000 mdp

Las facilidades para pymes

Las Pymes con ingresos de hasta 100 millones de pesos podrán optar por efectuar la deducción inmediata de la inversión de bienes nuevos de activo fijo.

En el caso de que el contribuyente se dedique a dos o más actividades, se aplicará el porcentaje que le corresponda a la actividad en la que hubiera obtenido la mayor parte de sus ingresos.

No puede ejercerse el beneficio cuando se trate de mobiliario y equipo de oficina, automóviles, equipo de blindaje de automóviles, o cualquiera no identificable individualmente.

La pyme deberá llevar un registro específico de las inversiones por las que se tomó la deducción inmediata, anotando los datos de la documentación comprobatoria que las respalde y describiendo, el porcentaje que para efectos de la deducción, el ejercicio en el que se aplicó la deducción y la fecha en la que el bien se dé de baja en sus activos. (Redacción)

claudia.cordova@eleconomista.mx