Una fuerte caída de los precios de la energía ayudó a desacelerar la inflación de la zona euro en junio y dio margen al Banco Central Europeo para impulsar la economía mediante una baja de la tasa de interés, pero el estancamiento de las importaciones destacó la magnitud de la crisis económica.

La inflación en la zona euro fue del 2.4% anual en el mes de junio, según mostraron el lunes datos oficiales definitivos que confirmaron una estimación anterior. La cifra marca un mínimo en 16 meses.

Al detallar los factores que determinaron el ritmo de la inflación, la oficina europea de estadísticas dijo que los precios de la energía cayeron un 1.7% respecto de mayo, mientras que los costos de los alimentos, del alcohol y del tabaco subieron un 0.3 por ciento.

El BCE bajó su tasa referencial a un mínimo histórico del 0.75% a inicios de este mes y su presidente, Mario Draghi, dijo la semana pasada que la inflación se estaba desacelerando más rápido de lo esperado hacia la meta oficial.

La rebaja de tasas debería abaratar el costo de pedir prestado para los hogares y las empresas, pero se necesitaría más para reactivar una economía golpeada por la crisis de deuda.

En una muestra de la debilidad de la economía, las importaciones de la zona euro se estancaron en mayo respecto del mismo mes del año anterior, dijo la agencia de estadísticas Eurostat en otro informe. Ajustadas por factores estacionales, las importaciones registraron su tercer mes consecutivo de caídas y bajaron un 0.9% frente a abril.

Con una cantidad récord de 17 millones de desocupados y recortes salariales, los consumidores no están en condiciones de impulsar la economía de la zona euro, que depende cada vez más de las exportaciones.

Los envíos al exterior subieron un 6% en mayo a tasa anual, aunque en la comparación mensual aumentaron un 0.3%, insuficiente para compensar la caída del 1.4% sufrida en abril.

Resultado del estancamiento de las importaciones y del aumento de las exportaciones, el superávit comercial en la zona euro ascendió a 6,900 millones de euros en mayo frente al déficit de 1,200 millones registrado en igual mes del 2011.

RDS