En abril la confianza del consumidor mexicano avanzó 8.7% con respecto al mismo mes del 2010; sin embargo pierde vigor el ritmo de crecimiento que en los últimos siete meses había registrado alzas de dos dígitos.

Con cifras ajustadas por estacionalidad, el indicador de confianza de los consumidores se desplomó 2.78% mensual, su peor mes desde agosto del 2009.

No obstante, la caída en el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de abril no debería generar preocupaciones , aseguró Ricardo Aguilar Abe, analista de Invex Casa de Bolsa, pues no se detectan riesgos que apunten hacia niveles consistentemente más bajos para el índice, menos aún si las expectativas para el crecimiento de México son positivas a pesar de la desaceleración global .

Añadió que el resultado de abril podría asociarse a un ajuste en la serie que a un cambio de tendencia y que aunado a la fortaleza de la demanda interna, la estabilidad de la inflación podría ser otro factor que sostenga al índice de confianza sobre niveles aceptables, si bien menores a los observados antes de la crisis .

Al interior del ICC sus componentes registraron un comportamiento positivo, pero de menor intensidad a lo que habían mostrado en meses previos. Los subíndices, que miden la situación económica de los hogares y el que mide las expectativas futuras de éstos a 12 meses, mostraron crecimientos en abril de 6.1 y 3.3%; no obstante, no hay que perder de vista que estos dos componentes del ICC habían mostrado tasas de avance sobre 9 y 6%, respectivamente.

[email protected]