El combate a la corrupción sí tiene el potencial para liberar más ingresos fiscales a un país, afirma el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Si las economías emergentes consiguen abatir prácticas de evasión, y persiguen el pago de sobornos para evitar el cumplimiento del pago de impuestos, podrían generarse ingresos adicionales a la recaudación, por el equivalente a 3% del PIB, estima el organismo.

Las economías avanzadas pueden seguir esa misma estrategia, lo que les permitiría captar 4.5% del Producto adicional sobre los ingresos tributarios, consignan estrategas del Fondo, dirigidos por Vitor Gaspar, Director del Departamento Fiscal del organismo.

Al presentar el capítulo analítico del reporte semestral Fiscal Monitor, los investigadores del organismo, advierten que “no existe un país inmune a la corrupción. El abuso del cargo público para beneficio privado erosiona la confianza de la gente sobre el gobierno y las instituciones, y distrae el dinero de los contribuyentes que en otro sistema de cumplimiento, impulsaría la eficiencia en escuelas, carreteras y hospitales”.

Tras realizar un análisis sobre 180 países, el FMI encontró que los países más corruptos son los que recaudan menos impuestos, pues los contribuyentes prefieren pagar sobornos que les permiten evitar la tributación. Además, cuando el contribuyente cree que su gobierno es corrupto, es mucho más probable que evada su obligación con el fisco.

Al interior del capítulo liberado, titulado Frenar la corrupción, explican que países como Georgia y Ruanda, han conseguido reducir la corrupción y generar ingresos fiscales superiores a la media estimada por el FMI.

“Georgia por ejemplo reduce la corrupción y los ingresos fiscales aumentaron en 13 puntos porcentuales del PIB entre 2003 y 2008. Mientras, las reformas de Ruanda para combatir la corrupción desde mediados del decenio de 1990, ya dieron fruto y aumentaron en seis puntos porcentuales la recaudación”.

El informe, que suele hacer un profundo análisis sobre la situación fiscal, deuda e ingresos del sector público de los 189 miembros del Fondo, será liberado y lanzado por el funcionario la próxima semana, el miércoles 10 de abril, durante las Reuniones de Primavera del FMI, a realizarse en Washington.

También esta mañana, el FMI lanzó el capítulo analítico del informe semestral Global Financial Stability Report (GFSR) donde advierte que ha subido el riesgo de que Estados Unidos y China enfrenten una burbuja hipotecaria que desembocaría en una recesión.

El GFSR es una radiografía del sistema financiero mundial, sus fortalezas y riesgos. Es también divulgado semestralmente y será lanzado la próxima semana, durante las Reuniones del FMI.

[email protected]