Este lunes, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), que preside Alejandra Palacios, dio a conocer que, tras poco más de dos años y medio de investigación, ha emplazado a agentes económicos por posibles prácticas monopólicas absolutas en el mercado de la intermediación de valores de deuda emitidos por el gobierno mexicano.

Aunque la comisión en ningún momento ha dado a conocer de manera oficial el número y los nombres de tales agentes económicos porque lo tiene prohibido por ley, desde el inicio de la investigación se ha hablado de que se trata de Bank of America, BBVA Bancomer, JPMorgan, Citibanamex, Santander México, Deutsche Bank y Barclays.

La Cofece comunicó que en su dictamen de probable responsabilidad, que ya fue notificado a los agentes económicos, la Autoridad Investigadora señaló que tuvo conocimiento de hechos que posiblemente pudieran actualizar la comisión de prácticas monopólicas absolutas es decir, arreglos con el objeto o efecto de manipular el precio de los valores de deuda, o establecer obligaciones para no comercializar o adquirir una parte de éstos.

Al respecto, Sergio López Rodríguez, titular de la Autoridad Investigadora de la Cofece, advirtió que “una práctica monopólica absoluta es lo peor que le puede pasar al proceso de competencia, porque, en vez de que el precio de un determinado bien, servicio o la actividad que se comercializa sea producto de la ley de la oferta y la demanda, es manipulado por competidores como tal”.

Sergio López detalló en entrevista con este medio que fue una investigación compleja, que inició en octubre del 2016 y concluyó en junio pasado, en la que se analizaron miles de datos, y que se hizo “para poder llegar a la conclusión de que dentro de este mercado hay empresas competidoras entre sí que probablemente están violando la ley de competencia económica, a través de dos conductas relacionadas con los valores de deuda: la primera es que probablemente se pusieron de acuerdo para manipular el precio de los valores gubernamentales, y también existió presuntamente un acuerdo para que comercializaran sólo una parte restringida de esos valores gubernamentales”.

Los valores mencionados son títulos de deuda que el gobierno federal coloca entre el público inversionista para cubrir sus necesidades de financiamiento. Son emitidos a través de la Secretaría de Hacienda y colocados y protegidos por el Banco de México.

“Las prácticas monopólicas absolutas son contratos, convenios o arreglos entre agentes económicos competidores entre sí, cuyo objeto o efecto sea la manipulación de precios, restricción o limitación de la oferta o la demanda o división o segmentación de mercados, así como la concertación de posturas en licitaciones, entre otras”, explicó la Cofece.

Inicia el juicio

El órgano regulador puntualizó que emplazó a la etapa de procedimiento seguido en forma de juicio a los probables responsables de cometer ese tipo de prácticas, a fin de que manifiesten lo que a su derecho convenga, y que ofrezcan pruebas relacionadas con las imputaciones hechas en su contra.

“Una vez realizadas estas manifestaciones, desahogadas las pruebas y presentados los alegatos correspondientes, el pleno de la Cofece resolverá conforme a derecho”, agregó.

Vienen pruebas de defensa

El titular de la Autoridad Investigadora de la Cofece mencionó que los probables responsables ya han sido notificados del dictamen, con lo que se inicia el procedimiento seguido en forma de juicio.

“¿Qué sigue? Que esos probables responsables se defiendan; que elaboren argumentos; que presenten pruebas, a través de las cuales hagan valer lo que a su derecho convenga. Ese tiempo varía, pero de entrada todos tienen 45 días hábiles para defenderse, para presentar los argumentos y ofrecer las pruebas; es decir, hasta dos meses y medio tienen para poder presentar sus contestaciones. Una vez expuestas, dependerá del contenido y alcance de su defensa el tiempo que va a tardar el procedimiento seguido en forma de juicio.

“Pero, haciendo un ejercicio de previsión, lo que yo creo es que estaríamos hablando como de un año al menos del procedimiento en forma de juicio. Insisto, ese tiempo no es preciso”, enfatizó.

El funcionario aclaró que, pasado el periodo de presentación de pruebas, el pleno de la comisión va a confrontar posturas y determinará si hay lugar o no a que se haya violado la ley. “Si es que se violó, entonces puede imponer una sanción, como multas. Por ejemplo, multar a las empresas hasta por 10% de sus ingresos, o imponer a las personas que hayan coadyuvado multas también por 180,000 o 200,000 veces el salario mínimo”, expuso.

Sergio López destacó que, aunque se han barajado los nombres de ciertos bancos, la Cofece no ha emitido información oficial sobre cuáles son los agentes económicos que probablemente incurrieron en estas prácticas, dado que la ley no se lo permite. Insistió en que una práctica monopólica absoluta es lo peor que puede pasarle al proceso de competencia.

“Este mercado en específico es sumamente relevante, a través del cual el gobierno coloca valores de deuda y se financia para hacer frente a otro tipo de situaciones. Si hubiera, si efectivamente existieran prácticas monopólicas que tengan que ver con la manipulación de precios o la retención a la oferta, se estaría generando un daño amplio al proceso de competencia en el mercado”, expresó.

En el 2017, al inicio de la investigación, el entonces titular de la Autoridad Investigadora de la Cofece, Carlos Mena Labarthe, declaró que, en caso de que se comprobara que sí hubo algún tipo de colusión, el erario público se vería afectado, “pues ello significaría que el gobierno tiene que pagar más por la deuda que está contrayendo. Son miles de millones de pesos que se pudieron ahorrar si hubiera más competencia”.

Sólo Santander respondió; no hay presunta responsabilidad

Respecto a las notificaciones que hizo la Cofece a los agentes económicos, sólo Santander México emitió una postura oficial, en la que detalla que recibió dicha notificación el pasado 8 de octubre, y aclaró que dicho documento no establece responsabilidad alguna para la institución, sino que dicta el inicio de un procedimiento.

“En este procedimiento, Santander México dará respuesta al oficio y ofrecerá las pruebas que acrediten que no llevó a cabo prácticas contrarias a la competencia.

“Santander México considera que en todo momento ha cumplido con la legislación aplicable y los principios en materia de competencia económica de manera cabal, por lo que no considera que exista una presunta responsabilidad como lo señala la Cofece”, comunicó la institución.

El banco recordó que, en noviembre del 2018, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores concluyó sus investigaciones relacionadas con este tema, en las que se estableció que Santander México no tuvo responsabilidad alguna y, por lo tanto, no recibió ninguna sanción al respecto. Otras instituciones a las que se ha hecho alusión fueron consultadas, pero declararon que, por el momento, no tienen comentarios al respecto.

Qué son y para que se hacen los emplazamientos

Al concluir una investigación en la cual se determina que hay elementos objetivos que hacen probable la existencia de prácticas monopólicas o concentraciones ilícitas en un mercado, la siguiente etapa es el Procedimiento Seguido en Forma de Juicio. Éste inicia con:

El emplazamiento que es la notificación en la que se informa a los agentes económicos que son probables responsables de cometer una conducta anticompetitiva y que , a partir de ese momento, tienen derecho de iniciar su defensa.

Los emplazados podrán:

  • Manifestar lo que a su derecho convenga.
  • Presentar y ofrecer que ameriten algún desahogo.
  • Referirse a cada uno de los hechos sobre los que se la hace responsable.

De acuerdo con la Ley Federal de Competencia Económica, los hechos sobre los cuales el o los agentes económicos emplazados no hagan manifestación alguna se tendrán por ciertos , salvo prueba de lo contrario.

Fuente: Cofece

[email protected]