La inminente desaceleración del crecimiento chino ha generado volatilidad en los mercados mundiales; sin embargo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que China seguirá aportando al crecimiento económico mundial de la misma manera en que lo ha venido haciendo, aseguró Thomas Helbling, jefe de la División de Estudios Económicos del organismo.

La semana pasada, el FMI señaló que el crecimiento de China podría caer hasta 6% del Producto Interno Bruto en el futuro.

Al exponer los cambios en las expectativas de la economía mundial, Helbling dijo que a pesar de esperar un incremento para el país asiático de 7.5% este año y de 7% en el 2015, la incertidumbre es injustificada, pues los resultados de China están dentro de lo previsto.

Los resultados del flash PMI (indicador de la economía china) no nos sorprendieron, aunque generaron preocupaciones sobre mercados emergentes… De hecho corroboran lo que teníamos planeado para la economía mundial , refirió durante su participación en el hang out Voces en Director realizado ayer a través del sitio web de El Economista.

El FMI tenía contemplada una desaceleración china a finales del 2013, principalmente por cambios políticos al interior del Partido Comunista. Helbling añadió que el crecimiento de China en los últimos años alrededor de 10% simplemente no era sostenible. Pero aún así, esto implica un cambio mínimo en cuanto a la aportación positiva de China a la economía mundial.

El gobierno chino también esperaba la desaceleración e implementa medidas para lograr un aterrizaje suave , comentó el funcionario del FMI. Para lograrlo, las autoridades del país asiático están reorientando sus políticas para centrarse en el sector servicios, más que en el de manufacturas.

No obstante, también existe la posibilidad de un aterrizaje forzoso . Ésta sería la preocupación principal de los mercados y su causa serían los riesgos financieros de China.

A pesar de la baja del crecimiento, un aterrizaje suave de China representa una oportunidad para las economías que surten de bienes y servicios al país asiático, pues su población crece y se encuentra en transición, comentó Helbling.

Con un aumento en el ingreso per cápita habrá una mayor demanda en el sector de los alimentos… Esto representa oportunidades en agricultura , citó el funcionario del FMI para ejemplificar cómo, aunque decrezca China, sus necesidades siguen al alza.

China no es la única economía emergente con dificultades para el 2014. Países como Brasil, India y Rusia presentan cuellos de botella que perjudican sus crecimientos potenciales, agregó Helbling. En el caso de Brasil e India, sus infraestructuras no crecieron a la par que sus economías. Mientras que en India el cuello de botella está en el sector energético, en Brasil se encuentra en la infraestructura en general , ejemplificó.