La balanza comercial de Chile acumuló en el primer semestre un superávit de 6,767 millones de dólares, debido a una baja en las importaciones, informó este martes el Banco Central.

La cifra se completó tras registrarse exportaciones por 32,888 millones de dólares e importaciones por 26,121 millones en los primeros seis meses del año.

Sólo en el mes de junio el superávit alcanzó 1,391 millones de dólares tras exportaciones por 5,414 millones e importaciones por 4,023 millones en medio de la pandemia del coronavirus.

Las exportaciones de junio representan un aumento del 2.3% en relación al mismo mes de 2019, su mejor resultado del año debido a la recuperación de la manufactura de China, principal consumidor del cobre, del cual Chile es el mayor productor con un tercio de la oferta total.

El superávit de junio se produce en medio de la crisis que vive el comercio mundial debido a las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus que, desde marzo, ha provocado en Chile más de 300,000 contagios y 6,400 muertos confirmados. La cifra de víctimas mortales supera los 10,000 fallecidos si se suman los casos probables.

"Las políticas de distanciamiento social han alterado la forma en la cual se consumen los productos nacionales. Por eso estimamos que en los próximos meses va a ser importante la reinvención de los canales de venta para llegar a los mismos consumidores", dijo Rodrigo Yáñez, subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería.