El gobierno del primer ministro británico David Cameron hizo público este jueves el proyecto de ley que permitirá la cesión de más poderes a Escocia, como prometió si la región británica del norte votaba "no" a la independencia.

Cameron, que visita Escocia este jueves, dijo que el proyecto de ley convertirá al parlamento escocés en " uno de los parlamentos (no nacionales) con más competencias del mundo".

Pero la jefa del gobierno regional, Nicola Sturgeon, del Partido Nacional Escocés (SNP), que se reunirá con el primer ministro en Edimburgo, ya avanzó que las propuestas no van lo suficientemente lejos.

Se espera que como resultado de las mismas Escocia gane más control sobre la fiscalidad y las ayudas sociales.

El proyecto de ley será aprobado por el parlamento que surja de las elecciones del 7 de mayo.

Desde que el "no" se impuso en el referéndum del 18 de setiembre, el independentista SNP ha ganado muchos afiliados y popularidad y podría más que doblar su cifra de seis diputados en el Parlamento británico en las legislativas, principalmente a costa de los laboristas los conservadores hace décadas que no logran buenos resultados en Escocia .

Ello convertiría al SNP en uno de los partidos clave en la gobernabilidad nacional si, como auguran las encuestas, ni conservadores ni laboristas logran la mayoría absoluta, y ya ha dicho que usará su poder para lograr más concesiones para Escocia que las presentadas por Cameron.

El primer ministro y los líderes de los otros grandes partidos nacionales británicos Ed Miliband, de los laboristas, y Nick Clegg, de los liberalesdemocrátas se comprometieron a ceder más competencias a Escocia si sus habitantes optaban por quedarse en el Reino Unido.

erp