Los cambios fiscales aprobados en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) y la Miscelánea Fiscal del 2020 son insuficientes, consideró el gremio de contadores.

Diamantina Perales, presidenta del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), destacó que las modificaciones aprobadas por los legisladores reconocen criterios y recomendaciones internacionales, y hacen un mayor énfasis respecto al aumento de la recaudación a través de la fiscalización.

Sin embargo, quedan a deber en el tema del combate a la informalidad.

“Es un avance. Se reconocen recomendaciones importantes, como las de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en lo que refiere a economía digital, pero falta más. No es suficiente para combatir la informalidad”, declaró en rueda de prensa.

Falta combatir informalidad

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, al cierre del año pasado, 56.7% de la población ocupada laboró dentro de la informalidad.

De esta manera, el sector informal representó 22.5% del Producto Interno Bruto (PIB).

Por su parte, Héctor Amaya Estrella, vicepresidente fiscal del IMCP, recordó que el gobierno se comprometió a no aumentar ni crear impuestos en la primera mitad del sexenio, por lo que aún se debe esperar para implementar una reforma fiscal.

En este sentido, indicó que el IMCP realiza un análisis para poder entregar una propuesta que sea considerada en el futuro para crear la reforma. Adelantó que en ella probablemente busquen revisar las tasas de impuestos, así como darle un mayor peso a los impuestos indirectos y combatir la economía informal.

Agregó que la tasa del Impuesto sobre la Renta (ISR) empresarial debe ser revisada, sobre todo teniendo en cuenta que Estados Unidos recortó su tasa en el 2018, de 35 a 21 por ciento.

En el caso del Impuesto al Valor Agregado (IVA), refirió que debe analizarse la posibilidad de eliminar la tasa cero a alimentos y medicinas.

“La mayoría de los países miembros de la OCDE se apoyan de los impuestos indirectos, como el IVA. Gravan alimentos y medicinas y eso es algo que habrá que analizar” en México, consideró.

En varias ocasiones, diversos analistas e instituciones han recomendado a México eliminar la tasa cero del IVA, la cual ayudaría a aumentar la recaudación que proviene del pago de impuestos.

Sin embargo, algunos se han opuesto, debido a que esta acción podría perjudicar a quienes tienen menores ingresos, por lo que han recomendado crear medidas para que no tenga ese impacto negativo.

Para el siguiente año, el gobierno espera ingresos por 6.1 billones de pesos, de los cuales 3 billones 505,822 millones de pesos se obtendrán a través del pago de impuestos de los contribuyentes. Esta cifra es 2.7% mayor, en términos reales, a lo aprobado para este año, de 3 billones 311,373 millones de pesos.

Cabe mencionar que en el Presupuesto de Gastos Fiscales 2019, que se refiere a todos los regímenes especiales que se aplican en México, el fisco establece que el gasto fiscal de mayor relevancia en el IVA es la tasa cero que se aplica a alimentos y medicinas. Se estima que no cobrar este impuesto a estos productos equivale a 1.07% del PIB (279,293 millones de pesos para el 2020).

Alza al salario, con efecto limitado en inflación

Ernesto O’Farril, presidente de la Comisión de Análisis Económico del IMCP, refirió que el alza de 20% en el salario mínimo para el siguiente año tendrá un efecto limitado en la inflación.

“El incremento sí puede inducir a una presión salarial en los salarios contractuales —los cuales son negociados entre empresas y sindicatos—, pero no en la misma proporción. En esa medida, puede generar un incremento de costos (...) El efecto inflacionario debería ser menor”.

Lo anterior se deberá a que, aunque puede haber un aumento de costos para las empresas, alguna de éstas va a poder absorber ese aumento, explicó.

Agregó que se ha hecho un gran esfuerzo por desindexar a la economía del salario mínimo, ya que al estar ligados sí había una serie de implicaciones que a su vez tenían impacto en los precios al consumidor.

El lunes pasado, Luisa María Alcalde, secretaria de Trabajo, anunció un aumento de 20% en el salario mínimo, con lo cual a nivel nacional pasó de 102.69 a 123.22 pesos.

Más temprano, en otro evento, Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA México, comentó que el alza al salario mínimo no afectará la dinámica de la inflación, ya que en México existían condiciones para el aumento sin que exista un efecto inflacionario.

Agregó que el salario mínimo se había rezagado por muchos años en el país, y el aumento encaja en ese espacio.

¿Qué esperar en el 2020?

  • No se crearon ni subieron las tasas de los impuestos.
  • Se actualizaron las tasas del IEPS de refrescos y el tabaco conforme a la inflación.
  • Se ampliaron los supuestos para que el SAT cancele los sellos digitales a los contribuyentes y se les da un plazo de gracia de 10 días para desvirtuar los hechos.
  • Los asesores fiscales, como abogados y contadores, deberán revelar las planeaciones fiscales de sus clientes a la autoridad en ciertos casos.
  • Las plataformas digitales deberán cobrar el IVA en las transacciones que se realicen en sus plataformas, o bien retener el ISR de los contribuyentes que generan ingresos a través de estas plataformas, como los choferes de Uber, Cabify y demás.
  • La tasa de retención que aplicarán las instituciones financieras a los ahorros de las personas será de 1.45 por ciento.
  • Se darán estímulos fiscales a las librerías.
  • El IMSS podrá realizar convenios de pago con las entidades, municipios y organismos descentralizados con adeudos.

[email protected]