La Comisión Europea dará más tiempo para situar el déficit público por debajo de 3% a España, Francia y otros países en febrero, mes al que se aplazaría al menos una eventual petición de rescate por parte de España, informó el sábado El País.

Según el diario, que cita fuentes de Bruselas y del Gobierno español, el Fondo Monetario Internacional (FMI) apuesta por dar hasta dos años más a España para reducir el déficit, mientras que el Banco Central Europeo (BCE) se decanta por un solo año adicional.

Francia dijo el sábado que mantendría su meta de reducción de déficit para el 2013 sin importar si Bruselas suaviza su postura. Un portavoz de la Comisión no quiso hacer comentarios.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, dijo el mes pasado que evaluaría los objetivos fiscales de España en febrero, añadiendo que no se exigirían a España nuevos esfuerzos de austeridad este año y el próximo, aunque sí serían necesarias nuevas reformas estructurales de 2014 en adelante.

Pero Francia dijo el sábado que planea apegarse a su meta de un 3 por ciento para el próximo año. "Nuestro camino de finanzas públicas sigue sin cambios, tal como se estableció en el otoño", dijo un asesor del primer ministro Jean-Marc Ayrault.

Fuentes europeas y españolas dijeron en diciembre que la senda fiscal de España podría suavizarse con el fin de no agravar la segunda recesión que vive el país en tres años, pero que aún no se había tomado una decisión al respecto.

Decisiones de este tipo requieren conversaciones formales entre los 27 comisarios europeos, así como el permiso de los 17 ministros de finanzas de la eurozona.

Una fuente europea dijo que la Comisión está trabajando en una lista de reformas que quiere que España aplique pronto, como cambios en las pensiones públicas y una remodelación del sistema tributario.

España debía alcanzar un déficit de 6.3% del PIB este año; del 4.5% en 2013, y estar por debajo de 3% en 2014. Según el diario, la Comisión acordaron que el objetivo del déficit para 2012 sea de 7% y en 2013 de 6 por ciento.

La modificación de los objetivos haría que el Gobierno retrase al menos hasta febrero una eventual petición de rescate, según dijeron fuentes del Gobierno al diario, "a la espera de las elecciones en Italia y siempre que no ocurra ningún accidente en el mercado: lo más temible sería una rebaja del rating de España o de alguno de los grandes países del euro".

La suavización del ritmo de consolidación fiscal también beneficiará a Francia, dice el periódico, que tendrá que estar por debajo de 3% del déficit en 2014 y no 2013.