La Comisión Europea (CE) autorizó a Italia a prolongar su programa de garantía bancaria durante seis meses y, de manera individual, que el programa abarque también al banco Monte dei Paschi di Siena, que actualmente cuenta con grandes problemas de capital.

Independientemente de las circunstancias, los bancos no tendrán dificultades para financiar sus operaciones y se garantizará el acceso a los depósitos en todo momento , indicó un portavoz de la Comisión.

En concreto, el Ejecutivo comunitario ha autorizado la prolongación del esquema de protección de las garantías bancarias hasta el 30 de junio del 2017.

Se trata de un programa que se renueva por semestres y que actualmente se aplica en otros estados de la Unión Europea, como lo son Chipre, Grecia, Polonia y Portugal.

Sin embargo, las normas comunitarias dictan que los bancos con déficit de capital no pueden beneficiarse de los regímenes generalizados de ayuda a la liquidez sino que debe ser aprobado con medidas individuales , extremo al que ha accedido Bruselas en el caso de Monte dei Paschi di Siena.

Estas medidas están separadas de cualquier intervención pública para asegurar que los bancos tengan capital suficiente , precisaron las mismas fuentes, que añadieron que en el caso del banco Monte dei Paschi, Italia ha anunciado que buscará la autorización para una recapitalización cautelar del banco .

Ahora Bruselas trabajará con las autoridades italianas y los supervisores para evaluar la compatibilidad de la intervención prevista de las autoridades italianas con las normas de la Unión Europea , agregaron las fuentes europeas.

El anuncio del Ejecutivo comunitario se produjo después de que Paolo Gentiloni, primer ministro italiano, advirtiera de que ese diálogo con las autoridades europeas para reflotar el banco más antiguo del país, cuya cotización bursátil está suspendida, será productivo y eficaz , pero que durará meses .

El Banco Central Europeo (BCE) indicó recientemente que la entidad toscana necesitará 8,000 millones de euros de capital, casi el doble de 5,000 millones estimados para su fallida ampliación de capital.

El pasado 22 de diciembre, el gobierno italiano aprobó por decreto una partida de 20,000 millones de euros de su presupuesto del 2017 para sanear a las entidades bancarias en dificultades y, en particular, al Monte dei Paschi di Siena.