El Banco de México (Banxico) ofrecerá a partir de las 10 de la mañana del lunes 6 de marzo, 1,000 millones de dólares en seis subastas de coberturas cambiarias liquidables en pesos.

Los bancos participantes, inscritos desde la semana pasada, tendrán un lapso de dos minutos en cada una de las adjudicaciones, para enviar sus posturas al banco central.

Por tratarse de subastas interactivas, los participantes tendrán acceso con conocimiento del precio marginal de asignación de los demás postores.

Tal como lo detalla la convocatoria de este instrumento, la primera de las coberturas será de 200 millones de dólares, liquidables en 30 días.

Esto significa que para el 5 de abril, los bancos que contraten el forward del Banxico podrán recibir la diferencia en pesos que se genere entre el tipo de cambio al que se contrató la cobertura, y la cotización que opere en la fecha del vencimiento.

El día del vencimiento del instrumento habrá una utilidad o pérdida para el Banxico, dependiendo de la cotización que opere que puede afectar la liquidez del sistema inyectando pesos o restándolos.

Estos 1,000 millones de dólares que serán ofrecidos en el primer día de las subastas, forman parte de los 20,000 millones anunciados, como el límite que tendrán las ventas de coberturas liquidables en pesos.

De acuerdo con la convocatoria, el Banxico subastará otros 600 millones de dólares el mismo lunes, en tres operaciones adicionales de 200 millones cada una,con vencimientos al 5 de mayo, 15 de junio y 31 de agosto.

Asimismo, habrá otras dos subastas por 100 millones de dólares cada una, a plazos más largos, uno a 283 días, para dar como fecha de vencimiento el 14 de diciembre de este año; y los otros 100 millones, a 360 días, para liquidarse el jueves 1 de marzo del 2018.

Apetito por el corto plazo

Gabriel Casillas, director general adjunto de Análisis Económico y Bursátil de Grupo Financiero Banorte, considera que se presentará una demanda favorable por estos instrumentos, en particular aquellos con vencimientos en o por debajo de seis meses .

Desde la perspectiva de Guillermo Barba, analista financiero, como el mercado de coberturas cambiarias ya existe en México, el Banxico entrará como un agente más, generando así más competencia y propiciando que bajen los precios en todo el segmento.

El estratega reconoció que él sí recomendaría tomarlas, pues consideró que el Banxico ofrecerá mejores condiciones que las de un bróker privado.

Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch, argumentó que Banxico esperaba una oportunidad de menos volatilidad en el mercado cambiario para abrir este instrumento nuevo.

Sin cargo en reservas

Estas subastas de coberturas cambiarias liquidables en pesos son operaciones utilizadas ya en Brasil, Perú y Turquía.

La innovación en el caso mexicano es el límite de los montos a cubrir. Tal como fue detallado en el Diario Oficial de la Federación el 24 de febrero, el banco al que se adjudiquen las coberturas, nunca recibirá físicamente los dólares.

El Banxico liquidará en pesos el diferencial del tipo de cambio al que se contrató la cobertura y el que esté operando en el vencimiento.

Para Gerardo Rodríguez Regordosa, director de Estrategia de Mercados Emergentes en BlackRock, este forward es un instrumento creativo que permite mejorar las perspectivas del mercado de dólar spot, sin hacer uso de las reservas internacionales.

En el 2015 y el 2016, el Banxico realizó intervenciones en el mercado cambiario subastando directamente dólares que tomaba de las reservas internacionales, lo que propició un drenaje de 27,000 millones de dólares en siete meses, tal como lo ha identificado Alfredo Coutiño, director de Moody´s Analytics en América Latina.

Luego lo sustituyó por intervenciones discrecionales operaciones que también estaban referenciadas a las reservas y que restaron 4,000 millones de dólares a su acervo.