Si los precios del petróleo continúan en sus bajos niveles, el gasto público podría sufrir un recorte en el 2017; sin embargo, éste no sería significativo, debido a que las finanzas públicas ya no dependen tanto de los ingresos petroleros, indicó Gabriel Casillas, director general de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte.

Durante la presentación de resultados del grupo financiero, Casillas explicó que este recorte equivaldría a 0.5 o 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB), basándose sólo en el comportamiento del precio del petróleo; sin embargo, este porcentaje podría ser menor en caso de que la economía interna presente buenos resultados o se disminuya la dependencia de los ingresos petroleros.

Si los precios del petróleo siguen bajos, probablemente lo que tengamos que ver para el 2017 sea un recorte de gasto público, lo bueno es que es un recorte de gasto y no se anticipa un aumento de impuestos; en ese sentido, tiene mucho menos impacto un recorte al gasto que un aumento de impuestos , acotó.

Casillas destacó que afortunadamente, México ya no es una economía petrolizada, pues las exportaciones de crudo en la actualidad representan menos de 10% del total.

México ya no es tan dependiente del petróleo, parte por la reforma fiscal y parte por la caída de la plataforma de producción de los precios; en ese sentido, la dependencia de ingresos petroleros que llegó a ser de 40%, es de cerca de 23%, entonces no nos afecta tanto una caída en los precios del crudo .

El analista explicó que en caso de darse un recorte al gasto público en el 2017, éste no tendría un impacto significativo en la economía del país, ya que se ha demostrado que cuando el gobierno ha ajustado el gasto, como sucedió en el 2015, no necesariamente se tienen efectos tan negativos.

Insisto; por ejemplo, hubo un recorte importante en el 2015 y no se vieron visos de que tuviera impacto en la economía; entonces, también el recorte del gasto del gobierno no necesariamente tiene una incidencia tan grande en el Producto Interno Bruto , acotó Casillas.

Respecto del tipo de cambio, Casillas coincidió con las autoridades federales que han afirmado que éste, sin duda, está subvaluado: El tipo de cambio real debe de estar en 15.80 pesos por dólar, no por nada el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, han comentado que está subvaluado.

No hay duda agregó , el tipo de cambio no está reflejando los buenos fundamentales de la economía mexicana (...) Podemos llegar a pensar que el tipo de cambio podría a llegar a 19.30 pesos por dólar ante la volatiliad.

Ante este escenario, Casillas destacó la importancia de la subastas de dólares que realiza el Banxico a diario, pues esto ayuda a contener que se dispare el precio del dólar a índices mayores.

[email protected]