España dio a conocer que los bancos extranjeros se están negando a dar préstamos a algunos de sus bancos en un nuevo giro de la crisis de la zona euro y desmintió que vaya a solicitar la activación del fondo de rescate europeo para pagar su deuda pública.

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, admitió que algunos bancos españoles enfrentan un congelamiento de liquidez en el mercado interbancario y sostuvo que el gobierno trabajaba para restaurar la confianza.

Definitivamente sí, es un problema. Es urgente el restablecimiento del crédito , agregó Ocaña en la ciudad ibérica de Santander y agregó que España no estaba negociando algún paquete de ayuda financiera.

Ante esto, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que España puede recurrir en cualquier momento al mecanismo de rescate europeo, que comprende 750,000 millones de euros en caso de que lo requiera, luego de que diversos medios germanos publicaran que España haría un pedido formal a Bruselas para activar el mecanismo. España necesita refinanciar 16,200 millones de euros en bonos en julio.

Sector financiero, sin certeza

Por su parte, Francisco González, presidente de BBVA, dijo que las tensiones en los mercados y las restricciones de financiación en el extranjero pusieron cuesta arriba el futuro del sector financiero español.

La industria financiera afronta una coyuntura muy difícil y un futuro incierto , dijo González en un seminario sobre el sector económico y financiero en Santander, por lo que llamó a reestructurar el sistema financiero español y liberar a las cajas de ahorro españolas del control político.

Huelga general, en puerta

En tanto, después de que el gobierno español diera a conocer un proyecto de reforma del mercado laboral, los dos principales sindicatos españoles, CCOO y UGT, convocarán hoy a una huelga general para protestar contra el proyecto de reforma del mercado laboral.

Las fechas serán dadas a conocer mañana (hoy), así como el proceso a seguir para preparar esta huelga general , dijo Fernando Lezcano, responsable de la comunicación de CCOO.

Esta huelga general, que será la primera en España desde el 2002 es para protestar contra la reforma del mercado laboral que el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero presentará mañana miércoles en el Consejo de Ministros.