La reciente crisis económica afectó de manera diferente a los bancos según su ubicación en el mapa; sin embargo, todo el sistema financiero internacional debe solucionar varios pendientes antes de recuperar la confianza del público. Ante esto, lo mejor que se puede hacer para lograrlo es terminar la agenda de reformas para bancos y reguladores, expresó Guillermo Ortiz Martínez, presidente de grupo Banorte, junto con otros banqueros en el Foro Económico Mundial.

Dentro del panel Reconstruyendo la confianza en las finanzas , en Davos, se expuso cómo una misma crisis mundial impactó de diferentes maneras a las diversas regiones. Sobre China, Jiang Jianqing, presidente del Banco Industrial y Comercial del país asiático, comentó que esta crisis afectó a la sociedad y economía y eso repercutió en la confianza en los bancos, China no fue la excepción .

En cuanto a los mercados emergentes, Guillermo Ortiz comentó: Todos éstos, que tuvieron crisis en los años 90 y la primera década de este siglo, tienen ahora una dislocación financiera a consecuencia de esta crisis (…) La pérdida de confianza no es un solo problema general, presente en todos los mercados emergentes .

Para ejemplificar que a cada región afectó de forma diferente, Ortiz citó al Latinobarómetro, en el cual, a pesar de no haber registrado nunca un alto nivel de confianza de la población en los bancos, no mostró una caída severa durante los actuales años de crisis.

No obstante las diferencias regionales, a decir de Ortiz Martínez, hay cuestiones comunes que se deben solucionar y tomarán tiempo.

BANCOS MUY GRANDES

Para ello, lo que pueden hacer es terminar la agenda de reformas, ya que hay muchos temas pendientes (…) Tras la crisis mexicana (de los años 90), le tomó a los bancos 10 años recuperar la confianza .

Uno de los pendientes principales para recuperar la confianza es terminar con el concepto muy grande para fallar , el cual implica que si un banco grande requiere ayuda monetaria, independientemente de las causas de su necesidad, será rescatado por un gobierno.

La gente tiene que estar convencida en el futuro de que tal vez los bancos fallen, pero si fallan serán sacados del sistema y si están en bancarrota, entonces los gobiernos no tendrán que intervenir , comentó Urs Rohner, presidente del Consejo de Administración de Credit Suisse.