La junta de política monetaria del Banco de Japón (BoJ) teme que la pandemia del Covid-19 vuelva a empujar a la economía japonesa a la deflación y contempla medidas adicionales para evitarlo, según consta en las notas de su última reunión.

Varios de los ocho miembros de la junta de política monetaria apuntaron a este riesgo y reclamaron medidas suplementarias de estímulo para la tercera economía del mundo, durante la última reunión del órgano rector del BoJ celebrada a mediados de mes.

Los integrantes de la junta de política monetaria señalaron que la actual situación económica supone “un obstáculo considerable” para alcanzar el objetivo fijado por el BoJ de situar el incremento anual de la inflación en 2 por ciento.

“El aumento de las quiebras de empresas y la suspensión temporal de negocios puede tener un impacto negativo en el empleo, los precios y las finanzas”, advierten. (Expansión)