El Banco Central de Brasil elevó este miércoles en 0.5 puntos porcentuales la tasa de interés de referencia a 10.5%, en la continuación de una política agresiva para contener las presiones inflacionarias.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del BC, reunido desde el martes en la primera reunión de 2014, indicó en un escueto comunicado que la decisión, tomada por unanimidad, da "continuidad al proceso de ajuste" iniciado en abril de 2013, cuando la tasa de referencia estaba en 7.25 por ciento.

Los analistas y operadores que son consultados semanalmente por el BC estimaban un aumento de 0.25 puntos porcentuales. La tasa a 10.5% es la más alta desde marzo de 2012.

El año "2014 comienza mal pues la (tasa) Selic a 10.5% impide la retomada de la industria", dijo el presidente de la poderosa la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), Paulo Skaf, en un comunicado.

La Confederación Nacional de Industrias advirtió que el aumento, para ellos esperado, "no da señales sobre el fin del ciclo de apretón en la política monetaria".

En cada una de las últimas cinco reuniones, el Banco Central subió la tasa 50 puntos base, pero eso no logró contener la inflación, que cerró en 5.91% el 2013, por encima de las expectativas del mercado.

Si bien esta cifra estuvo por debajo del techo de la meta del gobierno (6.5%), superó el objetivo (4.5%).

"Esa resistencia de la inflación en gran medida se debe a la depreciación cambiaria ocurrida en los últimos semestres, a costos originados en el mercado de trabajo además de las recientes presiones del sector de transportes", dijo la semana pasada el presidente del BC Alexandre Tombini.

ERP