La mayor preocupación que tiene Standard & Poor's sobre México es su bajo crecimiento económico que podría prolongarse hasta el año 2022, pues advierte que puede tener efecto en la capacidad de respuesta de las finanzas públicas para apuntalar las grandes deudas que cargan sus empresas públicas, particularmente Pemex, advirtió este jueves el Director de Calificaciones Soberanas en la agencia, Joydeep Mukherji.

“México es una economía que regularmente tiene un bajo crecimiento, pero antes de las elecciones presidenciales de 2018, registraba tasas superiores a 2 por ciento. Este año sin embargo, su crecimiento será muy cercano a 0%, lo que impone un reto importante para su margen de maniobra fiscal y capacidad para apoyar a las paraestatales que tienen amplias deudas”, detalló Mukherji.

Desde Nueva York, en la última teleconferencia del año, dijo que en la calificadora temen que este menor desempeño del PIB de México se prolongue hasta el año 2022, reflejando la desconfianza de los inversionistas para participar en proyectos de largo plazo.

La agencia recortó apenas hace 48 horas su estimación de crecimiento para los próximos tres años. Anticipan que conseguirá una tasa de 1% en el PIB de 2020, de 1.5% para 2021 y 1.8% en 2022.

Probablemente tendrán ese bajo desempeño hasta el año 2022, ante la baja confianza del sector privado que obviamente invierte menos y un consumo que está desacelerando”, comentó.

Reconoce que el gobierno ha tratado de tomar pasos para mejorar la inversión, como el plan de infraestructura pero comentó que aún tienen que conocer el detalle de la propuesta del gobierno y evaluar la respuesta de los inversionistas para identificar si tuvieron éxito.

En la conferencia, donde los analistas de todas las regiones que califican, explicaron las condiciones de los soberanos que evalúan, Mukherji resaltó que México tiene la tasa de crecimiento más baja entre los soberanos que tienen su misma calificación, sus “pares”.

Y este menor desempeño económico registrado este año y esperado para más adelante, no le ayuda a distinguirse de ellos, y menos con una perspectiva negativa en la nota.

Sus pares en calificación en S&P son Perú, Polonia, Tailandia así como Trinidad y Tobago.