La economía de la zona euro está teniendo un mejor desempeño de lo que se temía hace sólo unos trimestres, pero debe superar aún por completo la carga de la crisis del coronavirus, por lo que es necesario un apoyo continuo, dijo el viernes la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde.

“Ciertamente es nuestra determinación seguir aportando el apoyo necesario para mantener las condiciones favorables de financiamiento, de manera totalmente dependiente de los datos y flexible, para garantizar que la recuperación no es sólo un rebote”, comentó Lagarde en una conferencia de prensa.

Apenas un día antes, la presidenta del organismo multilateral dijo que el BCE podría comenzar a relajar sus estímulos monetarios para la economía considerando una mejora en indicadores como crecimiento e inflación, aunque a un ritmo moderadamente menor, aunque no dio detalles sobre cuándo comenzaría ni el monto de la reducción.

Lagarde ha negado que esté dando el primer paso para acabar con el Programa de Compras de Emergencia por Pandemia (PEPP, por su sigla en inglés). Y también ha enfatizado que, además del PEPP, se mantendrá el Programa Ampliado de Compra de Activos (APP, por su sigla en inglés).

“El Consejo de Gobierno continuará realizando compras de activos netos en el marco del PEPP con un monto total de 1.85 billones de euros hasta al menos finales de marzo de 2022 y, en cualquier caso, hasta que juzgue finalizada la fase de crisis del coronavirus”, dijo el organismo en un comunicado el 9 de septiembre.

Por otro lado, Las compras netas bajo el APP continuarán a un ritmo mensual de 20,000 millones de euros, sin una fecha de término definida.

El PEPP nació como un programa de emergencia para luchar contra el impacto de la Covid-19 en la economía y fue adicional al APP, que seguirá operando sin una limitante de tiempo.

Indicadores positivos

La semana pasada, el BCE aumentó a 5% su estimación de crecimiento en la zona euro para el cierre del 2021; de 4.6 y 2.1% para el 2022 y 2023, respectivamente, de acuerdo con un comunicado revelado el jueves.

“El Consejo de Gobierno está preparado para ajustar todos sus instrumentos, según proceda, para asegurar que la inflación se estabilice en su objetivo del 2% a medio plazo”, dijo el organismo en un documento.

Christine Lagarde, dijo que la economía de la zona euro va a superar antes de finales de año su nivel previo a la pandemia. “Ya llegará el momento” de normalizar la política monetaria. Pues consideró que ahora “es demasiado pronto”, aseguró la semana pasada en reunión con medios.