El Banco de México (Banxico)no es la única autoridad monetaria que está considerando en sus estrategias políticas el impacto de las decisiones de Estados Unidos. El mismo Banco Central Europeo (BCE) debe estar atento para evitar una depreciación importante del euro, advierten analistas del banco de inversión francés Natixis.

Si se ejecutan medidas proteccionistas en Estados Unidos y avanza el estímulo fiscal propuesto por el presidente Donald Trump, las tasas de interés dirigidas por la Reserva Federal (Fed)subirán rápidamente para contrarrestar el impacto inflacionario, argumentan.

El BCE tendrá que seguir la tendencia de la Fed, para llevar las tasas de interés de largo plazo parcialmente al alza, consideran.

El aumento de las tasas de interés en la zona euro podría desencadenar otra crisis de deuda de los países periféricos, como son Grecia, Portugal, España e Irlanda, aseguran.

La semana pasada, uno de los consejeros del BCE dijo que los próximos meses espera posibles cambios en las facilidades de depósitos y que se presione una eventual alza de las tasas de interés, lo que se daría antes del fin del programa de compra de deuda.

Si se confirma la introducción de medidas proteccionistas en Estados Unidos, o simplemente si las compañías europeas eligen producir en ese país en vez de exportar desde Europa, las exportaciones hacia Estados Unidos se reducirán, afectando la actividad económica del conglomerado europeo y motivando una reacción del BCE hacia una política más expansiva , alertan.

Las medidas proteccionistas de Estados Unidos, referidas, pueden ser los gravámenes a las importaciones, una idea que ha girado en el discurso de Trump desde que estuvo en campaña.

La profundización de la política monetaria más expansiva en el BCE podría suponer una extensión del programa de expansión cuantitativa hasta el 2018.

Por otro lado, Charles Evans, presidente de la Reserva de Chicago, indicó que la Fed está camino a subir sus tasas de interés dos veces más este año.

A medida que gane más confianza en el panorama, podría respaldar tres (alzas) en total este año. Si la inflación comienza a repuntar, eso verdaderamente solidificaría (la expectativa). Podrían ser tres, podrían ser dos, podrían ser cuatro si las cosas realmente repuntan , indicó a la cadena televisiva Fox Business Network.

Banxico, ligado a la Fed

La decisión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC, por su sigla en ingles) es uno de los elementos clave para el rumbo de la política monetaria del Banco de México, que incluso tiene sus reuniones monetarias alineadas para fijar su posición con unos días de diferencia del FOMC.

La próxima reunión monetaria de la Junta de Gobierno de Banxico está programada para el 30 de marzo.

Analistas del sector privado anticipan que dictará un incremento en tasas, en un tramo de 25 a 50 puntos base.

Como lo ha explicado Guillermo Aboumrad, director de Estrategia de Mercados en Finamex, Casa de Bolsa, el Banco de México debe subir el premio a los inversionistas y dificultarles la decisión de volar hacia mercados percibidos como más seguros.

El paquete de estímulo

En una conversación sostenida por Ignazio Visco, gobernador del Banco de Italia y miembro del Consejo de Administración del BCE y la agencia especializada Bloomberg, el funcionario detalló que buscarán sincronizar el fin del programa de expansión cuantitativa y la normalización de las tasas de interés. Hablamos de un paquete, no de medidas independientes , aseguró.

No obstante, en el seno del BCE, hay reticencia para mantener tasas negativas, por el daño que han tenido en la banca europea.

Jens Weidmann, presidente del Bundesbank alemán, solicitó a la institución que estudie la posibilidad de evitar nuevas bajadas de los réditos.

El reporte de Natixis fortalece las previsiones de analistas que anticipan el inicio de la normalización de tasas en el BCE a partir del año entrante. (Con información de Reuters)