El número de nuevas solicitudes de ayudas por desempleo en Estados Unidos (EU) para la semana que terminó el 9 de octubre fue de 293,000, lo representó una caída de 36,000 con respecto a la cifra revisada de la semana previa.

Este es el nivel más bajo desde el 14 de marzo del 2020, cuando el país se encontraba en la fase inicial de la pandemia de Covid-19.

Este dato se suma a la serie de indicadores que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) podría considerar para comenzar el retiro paulatino de sus estímulos monetarios (tapering) en noviembre, como anticipan algunos analistas e incluso como lo sugieren algunos representantes locales de la Fed.

El programa de compras de activos se implementó como una medida para apuntalar la economía del país en medio de la crisis de Covid-19.

A pesar de una opinión compartida de que el mercado laboral de EU se ha recuperado lo suficiente como para que comience a reducir sus compras mensuales de bonos a partir del próximo mes, las autoridades del banco central siguen divididas. Si bien las cifras de empleo parecen alentadoras, preocupa la inflación.

En septiembre, EU generó 194,000 puestos de trabajo, una cifra por debajo de los 366,000 puestos creados el mes previo. Sin embargo, la tasa de desempleo cayó a 4.8% desde 5.2% de agosto.

En contraste, la inflación se colocó en 5.4% anual en septiembre. Además, los precios al productor escalaron 8.6% en los últimos 12 meses hasta septiembre, el mayor avance anual en casi 11 años.

Las voces de la Fed

Durante su participación en una reunión virtual del Grupo Euro50 el jueves, el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, describió la tendencia como “preocupante”.

Bullard ha dicho que quiere poner fin a las compras de activos para el primer trimestre del 2022 y así permitir que el banco central comience a subir las tasas de interés tan pronto como en la primavera si la inflación permanece incómodamente alta.

Por su parte, la presidenta de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly, dijo que la inflación y el empleo habían progresado, pero está lejos de apresurarse para subir las tasas de interés.

Este último posicionamiento se contrapone con la propuesta de Bullard. “En este punto es prematuro”, dijo a la cadena de noticias estadounidense CNN.