Del 21 de septiembre al cierre de noviembre, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) realizó un total de 228 auditorías electrónicas.

De acuerdo con cifras del organismo recaudador, en 18 casos los contribuyentes revisados resultaron con pagos pendientes; lo que hasta al momento ha dejado una recaudación al fisco de 40 millones de pesos.

El SAT inició las auditorías electrónicas el pasado 21 de septiembre; sin embargo, la aplicación de este nuevo acto de fiscalización no ha sido tan activa como se esperaba, pues se había estimado realizar 300 auditorías en los primeros 15 días y para el cierre de este año 3,000; a sólo tres semanas de terminar el año, cumplir con dicha meta se vislumbra complicado.

Eduardo Sánchez Lemoine, director general de Acuerdos Conclusivos en la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), informó que hasta la fecha han sido sólo 25 contribuyentes los que se han acercado a la institución para solicitar información y asesoría sobre cómo requerir un acuerdo conclusivo con la autoridad fiscal.

Actualmente, ya estamos tramitando acuerdos conclusivos en siete casos , destacó.

Informó que el motivo más común por el cual la autoridad fiscal ha iniciado auditorías electrónicas es el Impuesto Sobre la Renta (ISR) declarado no enterado, es decir, cuando los contribuyentes obtienen ingresos durante el ejercicio fiscal pero no lo declaran.

De acuerdo con las reglas del SAT, el pago del ISR que le corresponde a cada persona (física o moral) se puede hacer en una sola exhibición o en seis parcialidades mensuales.

El directivo de la Prodecon detalló que, al ser revisados y declarados con saldos pendientes, los pagadores de impuestos están acudiendo a la procuraduría para solicitar que se les tome en cuenta el importe de sus pagos provisionales enterados en el ejercicio que se les está revisando.

También están solicitando la opción de saldar el impuesto a su cargo mediante la compensación o acreditamiento de algún saldo a favor que les ha resultado , añadió.

Al digitalizar los procesos, la Prodecon también ha buscado soluciones digitales, por lo que cuando un contribuyente está siendo auditado electrónicamente ya puede solicitar acuerdos conclusivos por Internet.

Con buenas noticias podemos declarar que desde hace tres semanas en el Buzón Tributario de las personas físicas y morales que reciben la notificación de una revisión electrónica, existe la opción de que puedan solicitar un acuerdo conclusivo , mencionó.

Destacó que el proceso de solicitud es sencillo y rápido, pues la idea es que el propio portal vaya guiando paso por paso a los pagadores de impuestos.

Por último, Sánchez Lemoine exhortó a los contribuyentes que estén siendo revisados por el SAT, a acudir a las oficinas de la Prodecon para ser asesorados y encontrar la mejor solución a su conflicto fiscal.

claudia.cordova@eleconomista.mx