Buenos Aires.- Argentina salió el viernes de un default de 15 años al pagarle a fondos acreedores una multimillonaria deuda con dólares prestados por los mercados y anular la justicia de Nueva York las represalias impuestas por desobedecer una sentencia.

El gobierno del presidente Mauricio Macri le anunció al juez neoyorquino Thomas Griesa que hizo "el pago completo" a "fondos buitres", conocidos así por comprar a precio vil bonos de la deuda de países en bancarrota, y menos de dos horas más tarde se formalizó el fin del default.

"Las condiciones han sido cumplidas. De manera acorde, las medidas cautelares quedan anuladas en todos los casos", sentenció Griesa en Nueva York apenas recibió los certificados de pago.

NOTICIA: Griesa levanta formalmente medidas cautelares vs. Argentina por deuda

El fondo especulativo NML Capital, del financista Paul Singer, fue el acreedor que más cobró, con algo más de 2,426 millones de dólares. En total, Buenos Aires abonó unos 6,248 millones a 20 querellantes y en los próximos días lo hará por unos 3,100 millones restantes.

Singer acaba de calificar a Macri de "campeón de las reformas económicas", en la revista Time que lo ubicó entre las 100 personas más influyentes del mundo.

Estados Unidos dijo que Argentina "dio vuelta la página de un período difícil de su historia".

NOTICIA: Exfuncionarios argentinos encausados por fraude en compra de trenes

El retorno a los mercados y el fin del default muestra el "enorme cambio de política" emprendido por Macri y es fruto del "deseo de diferentes partidos políticos (argentinos) de trabajar juntos", dijo el secretario estadounidense del Tesoro Jacob Lew en un comunicado.

Argentina captó el martes 16,500 millones de dólares al emitir bonos, en su retorno al sistema financiero internacional tras permanecer marginado desde la colosal moratoria de 2001 por casi 100,000 millones.

"Cautelar levantada. Basta de ataduras. Basta de cepos. #ChauDefault Arranca una nueva etapa. Los argentinos, listos para emprender y crecer", dijo el ministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay en su cuenta Twitter.

NOTICIA: Trabajadores bancarios de Argentina refuerzan huelga

Luego, el ministro apuntó que la decisión del juez Griesa de levantar las restricciones contra el país, "marca la diferencia de rumbo y de aptitud de del Gobierno por resolver los problemas (...). "Esto es el final de un camino muy largo y de un recorrido que no debería haber existido", dijo en la radio Mitre.

El retorno

"Argentina vuelve a la comunidad financiera internacional cerrando un capítulo difícil y costoso para el país", dijo Mariano Sánchez, de la consultora KPMG en un informe el viernes a la AFP.

Prat-Gay, dijo en la semana que Argentina consiguió la más grande colocación de deuda en dos décadas en mercados emergentes. Y que lo destinará a cancelar obligaciones financieras y gastos del Estado.

La tercera economía latinoamericana "necesita este año financiamiento superior a los 30,000 millones de dólares, para pagar a 'holdouts', atender deuda pública nacional, privada y provincial", dijo Dante Sica, de la consultora Abeceb.com en un reporte a la AFP.

"La mancha del 'default' de 2001 se cierra definitivamente", dijo esta semana Prat Gay. Emitió deuda a 3, 5, 10 y 30 años de maduración, con un interés promedio de 7.2 por ciento.

El ministro acusó al gobierno anterior, de la presidenta peronista de centroizquierda Cristina Kirchner (2007-2015), de aislar al país.

Kirchner libró una batalla sin cuartel contra los fondos, a los que acusó de "usureros". Elevó el conflicto al lograr una declaración de 140 países en las Naciones Unidas contra los "buitres".

Pero perdió sin remedio el juicio porque el juez Griesa le dio la razón a los fondos. Los apoyó también la Corte de Apelaciones neoyorquina e incluso la Corte Suprema de EU cuando se rehusó a tomar el caso.

Kirchner le ofrecía a los demandantes recibir el mismo beneficio del 93% de los acreedores que aceptaron entrar en los canjes reestructuradores de 2005 y 2010, con quitas de hasta 65% en el capital.

Durante la última década, Argentina sumó pagos por intereses y capital por 200,000 millones de dólares.

Obama reclamaba

Pero el conflicto en Nueva York siguió latiendo y hasta el presidente Barack Obama le reclamó una vez a Kirchner que "termine de arreglar la deuda", en 'default' desde la declaración del efímero presidente Adolfo Rodríguez Saá (2001).

Prat-Gay se atribuyó el éxito de acordar con 220 grupos financieros en pocas semanas. Sólo quedan afuera y aún con bonos en mora grupos de acreedores que poseen unos 3,500 millones de dólares.

Pero ninguno de ellos es por ahora obstáculo para que Argentina pueda salir de otro 'default', al que entró involuntariamente en 2014 cuando Griesa la castigó con un bloqueo a los pagos de bonistas reestructurados.

Desde entonces, están congelados en un Banco de Nueva York 539 millones de dólares y en Banco Nación de Buenos Aires otros 2,500 millones. Griesa levantará ahora la inhibición.

mac