El pleno de la Cámara de Diputados prevé aprobar hoy la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) para el 2018 con ingresos adicionales para el gobierno federal por 43,291 millones de pesos, a fin de que pueda canalizar esos recursos a la reconstrucción de infraestructura y vivienda en los estados afectados por los sismos del 7, 19 y 23 de septiembre.

Por 31 votos en favor del PRI, PAN, PRD, PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social, y tres en contra de Morena, los integrantes de la Comisión de Hacienda aprobaron el dictamen de la LIF 2018, con cambios respecto a la propuesta presentada el 9 de septiembre pasado por el Ejecutivo federal a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El ingreso adicional de 43,291 millones de pesos para el ejercicio 2018 fue obtenido por los diputados mediante el aumento en el precio del dólar, de 18.10 a 18.45 pesos; en el precio del barril de petróleo, de 46 a 48.5 dólares; una estimación de mayor recaudación por los ingresos tributarios y no tributarios, vía aprovechamientos, y un mayor endeudamiento por 10,072 millones de pesos.

El documento enfatiza que dichos recursos excedentes “podrán coadyuvar a las acciones de reconstrucción y de atención a la población afectada, en las zonas de desastre previstas en las Declaratorias (de Emergencia) correspondientes emitidas por la Secretaría de Gobernación conforme a la Ley General de Protección Civil”.

El dictamen, que será discutido hoy en el pleno de la Cámara, establece que el gobierno federal obtendrá ingresos por un total de 5 billones 279,667 millones de pesos.

Según el dictamen, el endeudamiento neto del gobierno federal se elevará 10,072 millones de pesos respecto a la propuesta del Ejecutivo, para ubicarse en 470,533 millones de pesos para el 2018.

Prevé una menor recaudación de impuestos de lo que propuso el Ejecutivo, ya que espera una recaudación tributaria por 2 billones 957,469 millones de pesos, mientras que el Ejecutivo estimaba obtener 2 billones 961,731 millones de pesos, es decir, una diferencia por 4,261 millones de pesos.

Lo anterior debido a la reducción que se prevé tener en los ingresos por Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), los cuales pasaron de 430,027 millones de pesos (estimación del Ejecutivo) a 421,776 millones de pesos.

En contraste, en el rubro de aprovechamientos se esperan mayores ingresos por un total de 117,792 millones de pesos, que significan 35.8% más de los 86,712 millones de pesos que espera obtener el gobierno federal para el cierre de este año.

Asimismo, los diputados federales aceptaron la petición del Gobierno de la Ciudad de México para ampliar en 1,000 millones de pesos el techo de deuda, que pasará de 4,500 a 5,500 millones de pesos, a fin de atender la infraestructura hidráulica que resultó afectada por el sismo del 19-S.

Beneficios para damnificados

A efecto de beneficiar a los damnificados por los sismos, se incorporó una disposición a la LIF 2018 para establecer que no se cobrará el Impuesto sobre la Renta (ISR) a las personas físicas que reciban apoyos económicos (donativos) provenientes de personas morales o fideicomisos nacionales o internacionales.

También se establece que las organizaciones civiles y fideicomisos no requerirán autorización para recibir donativos deducibles en el extranjero conforme a los tratados internacionales, cuando las donaciones correspondientes se destinen a apoyar a las personas afectadas por los sismos.

La disposición ordena a la SHCP emitir un “reporte de las personas morales y fideicomisos autorizados para recibir donativos deducibles para los efectos del Impuesto sobre la Renta, a más tardar el 30 de septiembre del 2018”.

Asimismo, ordena al Servicio de Administración Tributaria que publique a más tardar el 30 de agosto del 2018 la lista de donatarias que recibieron donaciones nacionales o internacionales, a efecto de que pueda deducir el monto recibido.

Se mantendrá estímulo fiscal

En el 2018 será menor la recaudación por IEPS a gasolina

Para el próximo año, el gobierno federal dejará de percibir 25,798 millones de pesos por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra en gasolina y diesel.

De acuerdo con el dictamen de la Ley de Ingresos de la Federación, para el próximo año se recaudarán 258,633 millones de pesos, esto es 9% menos de lo que se espera recaudar para este año, de 284,432 millones de pesos.

Lo anterior se deberá a que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prevé mantener el estímulo fiscal para suavizar los precios de la gasolina ante la volatilidad que se pueda percibir en la cotización internacional de los combustibles así como por la evolución del tipo de cambio.

En lo que va del año, el gobierno federal ha dado un estímulo fiscal a los precios de la gasolina por más de 30,000 millones de pesos.

Esta reducción impactará en la recaudación total del IEPS, que para el 2018 se estiman en 421,776 millones de pesos, lo cual contrasta con los 433,890.4 millones de pesos que se esperan obtener para el cierre de este año.

“Nosotros seguiremos suavizando en parte el IEPS de gasolinas, como lo hemos hecho este año dentro de las fluctuaciones de áreas que limitamos para que no tuviéramos fluctuaciones de un rango de entre más/menos 3 centavos al día”, expuso en su momento, Miguel Messmacher, subsecretario de ingresos de Hacienda.

Explicó que para el cierre de este año y a principios del 2018, al no tener un precio máximo en los combustibles, no se podrá estar haciendo una suavización tan detallada, pero sí mantendrá una política de intervención de los impuestos.

Refirió que esta intervención no representará un mayor costo al erario público como la del 2017. “El costo ya viene incorporado en la Ley de Ingresos, no va a implicar un costo más allá de lo que ya tenemos estimado”. (E. Albarrán y J. Monroy)