Damos la bienvenida al fuerte programa económico que Grecia ha puesto en marcha, con la asistencia financiera de los miembros de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional , dijeron ministros de finanzas del G-20 en un comunicado conjunto, en medio del descontento ciudadano causado por el fuerte recorte del gasto público y el aumento de los gravámenes que anunció el gobierno helénico.

Además de la asistencia que proporcionan los miembros de la zona euro, apoyamos la promesa de financiamiento excepcional del FMI para Grecia de forma rápida , agregaron respecto de los préstamos que serán otorgados al gobierno de Atenas, quien deberá reducir para el 2010 su déficit presupuestario a 8.1% del PIB, desde 13.6% registrado el año pasado.

Los funcionarios esperan la recuperación de la nación helénica.