Mantener eficientes las operaciones y el cobro de impuestos que se realiza en las aduanas es de vital importancia para el Servicio de Administración Tributaria (SAT), pues es de estas oficinas de donde proviene 30% de la recaudación anual de México, afirmó Ricardo Treviño, administrador general de Aduanas dentro del organismo recaudador.

Asimismo, de acuerdo con datos del SAT, 75% del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que se acumula proviene de operaciones aduaneras y resulta un factor relevante en temas de promoción de productividad, de negocio y comercio pues la mercancía que pasa por las aduanas equivale a 65% del Producto Interno Bruto (PIB).

Las aduanas también son un factor de seguridad nacional, estas oficinas son una línea de defensa; las ventanillas que reciben a los turistas y se encargan de revisar las operaciones de comercio exterior son un sector estratégico para el país , aseguró Treviño.

En promedio, al año se realizan más de 16 millones de operaciones, lo que representa alrededor de 45,000 operaciones diarias de exportación o importación.

Derivado de todo este panorama, Treviño reiteró que para el resto del año se llevarán a cabo muchos proyectos, pues se tiene una visión muy clara de hacia dónde se quiere ir y lo que se quiere lograr.

Explicó que por órdenes del secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, se ha creado el concepto de Aduana Siglo XXI, el cual se compone de varias iniciativas con las que se pretende evolucionar por completo el tema de revisiones y procesos aduaneros para el comercio exterior.

Aduana inteligente, ?el pilar más importante

Tras lo anterior, Ricardo Treviño agregó que se creó un plan de acción en donde el principal pilar es lograr una aduana inteligente.

Detalló que se está buscando que las aduanas sean automatizadas y que en ellas no se requieran papeles e incluso, tampoco haya contacto humano.

Estamos buscando una aduana asertiva, en la cual a través de modelos de riesgos, el SAT pueda tener conocimiento previo y un análisis importante de información de cada operación para determinar si esta operación debe ser revisada o no y qué tan confiable es el exportador o importador que hace el trámite .

Lo anterior ayudará no sólo a fortalecer la seguridad nacional, sino también a erradicar la subvaluación y el contrabando, dos problemas que el SAT quiere combatir y erradicar.

Luego del rezago de innovación que parecía tener la administración aduanera, Treviño expuso que en los últimos años el SAT ha impulsado mucho la evolución de ésta.

Resultado de ello es que para finales del 2017 el organismo recaudador tendrá automatizadas 99% de las operaciones aduaneras, las cuales se incluirán a una plataforma integral de servicios que sustituirá a la ventanilla única de comercio exterior.

El administrador general de Aduanas del SAT añadió que también se están actualizando los modelos de riesgos a través de más de 14,000 videocámaras con sensores térmicos e indicadores que permitan tener una reestimación de riesgo de cada operación en tiempo real; además de generar información histórica.

Aunque el SAT está actualizando y automatizando todo el proceso de despacho aduanero, Ricardo Treviño comentó que ello no representa ningún riesgo de pérdida de empleo para los 7,500 servidores públicos que están en la administración aduanera.

Tras destacar que México es uno de los países que tiene menos trabajadores en las aduanas, el funcionario descartó por completo un recorte laboral.

No estamos buscando presidir de los servidores públicos, lo que se pretende es ser más eficientes por medio del uso de la tecnología y así dedicar a estos trabajadores a otras funciones inherentes en donde sí se requiera de su presencia , concluyó.

claudia.cordova@eleconomista.mx