Tener a 1,000 inversionistas de un proyecto inmobiliario reunidas en una notaría para la firma de una escritura es algo prácticamente imposible; sin embargo, si este proceso se hace mediante una plataforma los tiempos se reducirían considerablemente, incluso hasta en cuestión de segundos, esa es la promesa del negocio proptech, que es el encuentro del negocio inmobiliario con la tecnología.  

De acuerdo con participantes del negocio proptech, actualmente el sector inmobiliario tiene muchas fricciones para cualquier tipo de operaciones. Por ejemplo, para invertir en un activo de esta naturaleza, por el mecanismo tradicional una persona puede tardar hasta 1 año y medio para concretar la operación o, para rentar un lugar, en casos de urgencia, el periodo puede ser de varias semanas, incluso meses.  

“Los bienes raíces han sido por muchísimos años un gran mecanismo para crear y construir el patrimonio. Es un activo que está demostrando estabilidad por siglos, que tiende a incrementar su valor con el paso del tiempo... pero lamentablemente, también es un activo al que no muchos podemos tener acceso por que es intensivo en capital, se requiere mucho conocimiento técnico y de mercado para poder comprar algo”, detalló Iván Carmona, cofundador de la plataforma 100 Ladrillos.  

Carmona explicó que 100 Ladrillos es una plataforma de fondeo colectivo (crowdfunding) inmobiliario de regalías, autorizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), enfocada a conectar inversionistas para que pongan a trabajar sus recursos en proyectos como inmuebles comerciales, pisos de oficina, bodegas industriales y departamentos en vivienda institucional.  

Para Carmona, este modelo apoyado en la tecnología permite eliminar tres barreras esenciales que existen en el mercado inmobiliario tradicional: los altos montos de capital de una inversión inicial, la experiencia para saber dónde invertir y la tramitología que se tiene que hacer.  

Según el cofundador de 100 Ladrillos, el fondeo colectivo inmobiliario permite acceder a inversiones con un bajo monto de capital, estar asesorado en todo el momento sobre el panorama de la inversión y elimina todos los trámites engorrosos pues el proceso es 100% digital.  

“En el método tradicional pues tienes que tener todo el dinero que vale el inmueble, buscar asesores que te lleven a visitar distintos inmuebles, principalmente de tu ciudad. El tiempo que le tienes que dedicar, te da mucho para ver cinco o seis propiedades al día, aquí en nuestra plataforma tienes la opción de revisar 17 propiedades en un solo golpe”, destacó Carmona.  

Manejo de datos, la clave  

Para Juan Martín Delgado, director general y cofundador de la plataforma de origen colombiano Aptuno, una de las claves para eliminar las fricciones de la industria inmobiliaria en general es la concentración y manejo de datos, lo cual hace perfilar mejor los negocios y minimizar los riesgos que hay en ellos.  

“Hoy en la era de Internet, con el incremento en la disponibilidad de datos, las soluciones, la manera cómo se encuentra la oferta con la demanda, los algoritmos, estamos facilitando todo el proceso de la transacción”, apuntó Delgado.  

Aptuno es una plataforma que conecta a arrendadores y arrendatarios para formalizar la renta de un inmueble. Según Delgado, en México el reto de fortalecer su modelo de riesgo no es menor, pues en un país con 130 millones de habitantes, donde cerca de 25% del parque habitacional se renta, se requiere de un sistema de análisis de datos robusto.  

“Nosotros partimos de donde parten todos, las sociedades de información crediticia, porque ahí existe una buena parte de información sobre cómo se comportan los usuarios en general. Tristemente en nuestra región la penetración de los burós es muy modesta, entonces arrancamos procesos para capturar información adicional y cada vez contaremos con más datos para ser más precisos, más cuidadosos y más amigables con nuestros usuarios”, acotó Delgado.  

Ambos participantes de la industria proptech coincidieron en que la oportunidad de este modelo es enorme; sin embargo, se requiere que la gente se atreva a consultar plataformas de este estilo para tener poco a poco mayor penetración en el mercado.  

“En términos generales hay una enorme oportunidad. Por ejemplo, en Colombia, el proceso de aseguramiento de la renta de lado del arrendatario, propietario, funciona con seguros y fianzas, acá funciona con la famosa póliza judicial o con el aval y nosotros estamos trabajando intensamente con la captura de datos, el entendimiento de los mismos en la era de Internet, para no solicitar información excesiva porque hoy no hace falta”, destacó Delgado.  

Para Carmona, además de atraer a más personas a utilizar plataformas del modelo proptech, es necesario que los productos funcionen adecuadamente, con una robusta operación y ofrecer los mejores activos inmobiliarios que existen en el mercado.   

econohabitat@eleconomista.mx