Allegri: un campeón de la resistencia y el trabajo

La trayectoria como jugador de Massimiliano Allegri duró 19 años, un lapso de tiempo que le sirvió para trasladarse por las tres categorías de futbol de Italia, a veces con los mejores equipos, como Nápoles, Cagliari o su amado Livorno; otros tantos en la Serie C, con modestos conjuntos del sur transalpino.

El camino de Allegri a la élite del futbol se traduce en la resistencia, primero como jugador, donde fue un requerido mediocampista, pero nunca una figura que obtuviera títulos en la cancha, y ya como técnico las cosas prosiguieron como estaban, una constante lucha por la credibilidad, por el crédito de rescatar y ascender equipos desde el inframundo del Calcio italiano.

Allegri es un técnico que ha manejado una plantilla totalmente diferente a la de Madrid, pero el italiano es más obediente y con los jugadores que tienen se hacen respetar , expresa Enrique Wolff, sobre la persistencia del técnico italiano.

Una tercera parte de la trayectoria y experiencia de Massimiliano Allegri como entrenador es con equipos de categorías inferiores de Italia. Fue hasta el 2008 cuando firmó su primer contrato con un equipo de la Serie A, el Cagliari.

Allegri es un técnico de club, un hombre institucional que nada pide, que pone pocas restricciones y que él mismo se asume con una gran dosis de inconsciencia . Todo lo contrario a su antecesor en Juventus, Antonio Conte, que reprochaba la falta de poder económico para fichar a los mejores jugadores.

Massimiliano no exige fichajes porque entiende que ya los hará rendir en el equipo, síntoma de esa adaptabilidad es que para la final de Champions League ante Real Madrid sólo sobreviven Buffon, Barzagli, Bonucci y Marchisio.

No es un dictador, y se define como un entrenador que siempre habla de frente a sus jugadores.

Por eso los primeros días de Paulo Dybala en Turín fueron complicados, porque aunque despuntaba como una futura estrella, los primeros partidos con Juventus el argentino jugaba como relevo, lo cual explicaba Allegri como un proceso de consolidación.

La pasividad de Massimiliano en el banquillo se concibe porque no percibe el trabajo como la prioridad más grande en su vida, alguna ocasión le dijo a El País que el trabajo es igual de importante que el descanso. Yo cuando escucho que hay que trabajar 24 horas al día pienso: ¿pero cómo? Se te va a fundir el cerebro y a explotar la cabeza y no consigues nada .

Pero el técnico italiano ya consiguió cuatro titulos de la Serie A, tres copas de Italia y dos supercopas. También ha llegado a dos finales de Champions League con un presupuesto un tercio menor que su rival en la final de Cardiff.

El tricampeonato con la Juventus en Liga y una efectividad de 69% le otorgan la credibilidad que como jugador no experimentó.

Zidane: del tímido Castilla al poderío en Real Madrid

En la primera experiencia de Zinedine Zidane como técnico titular de un equipo profesional de futbol, el francés se mostraba tímido, cauteloso, con miedo de expresar sus ideas a chicos de 18 años.

El técnico perdió cinco de sus primeros seis partidos con Castilla, la filial de Real Madrid que participaba en Segunda B, que sería la Tercera División, por lo que pidió como favor personal que lo visitará Guy Lacombe, su entrenador en la etapa formativa de Zizou.

Le costaba hacerse cargo de un grupo de jugadores y mandar en el vestuario , mencionó a El País el preparador francés.

Nadie creía en los conocimientos futbolísticos de Zidane para estar al frente de un equipo. Su formación como técnico se basaba en las categorías infantiles del Madrid, equipos de niños desde los 11 años, y después tuvo un periodo como director deportivo, para finalmente llegar como asistente de Carlo Ancelotti, ya con el primer equipo merengue.

Los obstáculos llegaron en Castilla, ya que no contaba con la licencia de técnico nivel 3 para dirigir a un equipo como entrenador principal, requisito indispensable en el futbol español. El Centro Nacional de Formación de Entrenadores puso a la luz que Zidane no tenía el documento para ser entrenador principal de la filial de Madrid. La Real Federación Española de Futbol lo sancionó con tres meses de suspensión, pero nueve meses más tarde recibía el certificado máximo para entrenar a cualquier equipo de primera categoría. Madrid lo llamó en enero del 2016.

Zidane es un hombre muy inteligente. Cuando le tocó dirigir tuvo que inspirarse en ser un gran jugador y en que conoce muy bien el vestuario , indicó Enrique Wolff, exjugador argentino.

El ahora comentarista en ESPN explica que los caminos por los que llegó Zidane al banquillo de un gran equipo no son los tradicionales -después de la fallida etapa de Rafael Benítez en Madrid-, pero su gran virtud está en la empatía que logra con sus jugadores.

Mario Kempes, exfutbolista, replica que sólo Zidane pudo contener el espíritu competitivo de Cristiano Ronaldo y dosificar sus apariciones para llegar en mejor nivel al cierre de la temporada. Las cifras indican que este ciclo Zinedine utilizó a 27 de los 29 jugadores de la plantilla, y 21 de ellos sumaron más de 1,000 minutos en toda la temporada. La administración del rendimiento es clave del triunfo madridista en Liga, que aspira a refrendar el título de Champions.

Hubo entrenadores que no han podido dominar a Cristiano Ronaldo, sin embargo, él respeta a Zizou y ha comprendido que jugar todos los partidos de una temporada no va a significar que va a ganar más , reflexiona Mario Kempes.

Esta temporada, Cristiano ha jugado 252 minutos menos que hace un año y 603 minutos menos que hace dos temporadas. Además, ganó la Liga de España cinco años después de no hacerlo y puede lograr ser bicampeón de Champions League, logro que ningún equipo ha conseguido con el nuevo formato del torneo europeo. Zidane es el último ganador de un Balón de Oro a mejor futbolista que ha conseguido el título de Champions League como técnico, desde Johan Cruyff.